El líder de Más País, Íñigo Errejón, ofreció ayer a la militancia de Equo el número dos o el tres de su candidatura por Madrid si el partido verde, que el 28 de abril concurrió con Unidas Podemos, apuesta de cara al 10 de noviembre por unirse asu plataforma en la consulta a la militancia que termina hoy.

La dirección de Equo dio a conocer el "preacuerdo" alcanzado con el partido de Íñigo Errejón para concurrir conjuntamente a cambio de un puesto de salida por Madrid y el número tres por las circunscripciones de Sevilla, Málaga, Asturias y Murcia, una "opa amistosa" que previsiblemente provocará el fin del acuerdo entre la formación ecologista y Podemos.

Con este movimiento, Más País aspira a erigirse en un referente del ecologismo, después de haber hecho bandera de la lucha contra la contaminación desde el Ayuntamiento de Madrid, donde Inés Sabanés, que ahora está en todas las quinielas para ser la candidata de Equo a las generales por Madrid, promovió el cierre del centro al tráfico con Madrid Central. En la Comunitat Valenciana los puestos reservados para el partido verde se establecerán a través de Els Verds, que forman parte de Compromís, otra coalición que también se ha decantado por aliarse con Errejón en detrimento de los de Pablo Iglesias.

Hoy se conocerán los resultados de la consulta, pero el ahora diputado de Unidas Podemos Juantxo López de Uralde, cofundador de Equo, ya aseguró ayer a Efe que, al margen de lo que suceda, él afrontará los comicios de nuevo con los morados, con lo que la oferta de Errejón amenaza por partir en dos al partido ecologista.

Por otro lado, el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, pidió ayer a la Asamblea Político y Social de IU que ratifique que su formación concurrirá de nuevo a las elecciones con la formación de Iglesias.

Mientras desde la dirección de Podemos arremeten contra el "ruido" provocado por la irrupción de Errejón en el panorama estatal y se quejan del "interés" de los medios de comunicación por demostrar que su coalición se rompe, desde la facción de Anticapitalistas hicieron un llamamiento este jueves a conformar "una candidatura amplia" de izquierdas "donde quepa todo el mundo, que asuma unos puntos mínimos", y ha acusado a la dirección de Podemos de favorecer el "aterrizaje" del proyecto de Íñigo Errejón.

Por su parte, los socialistas quitan importancia al daño que pueda provocarles la aparición de esta nueva lista de izquierdas. "Errejón lo que viene a ser es una enmienda, no sé si a la totalidad o parcial, a lo que ha significado Unidas Podemos, y lo que ha venido haciendo en relación con el PSOE en el último período", apuntó la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá.

Precisamente a los socialistas les adivirtió este jueves Íñigo Errejón de que, si deciden escorarse hacia Ciudadanos o el Partido Popular, no podrán contar con sus escaños para una investidura porque, ha dicho, el partido de Albert Rivera y Más País están "hoy por hoy" en "posiciones incompatibles".