El impacto de la irrupción de Más País en el tablero electoral causó ayer las primeras bajas. Al proyecto político de Íñigo Errejón se sumaron Equo y los líderes de Podemos Murcia, pero a costa de abrir sendas crisis entre los ecologistas y la formación morada en la región murciana. También ayer, la Chunta Aragonesista (CHA) decidió concurrir en la circunscripción de Zaragoa junto a la plataforma que lidera Errejón.

El único diputado de Equo, su líder y fundador, Juantxo López de Uralde, confirmó, como ya había anunciado, que deja el partido que cofundó ante el "error" que a su juicio cometen las bases al aprobar, con el 58,7 % de apoyo, aliarse con Errejón. Uralde seguirá en Unidas Podemos. Además de él, renunciaron cuatro miembros de la ejecutiva.

El Comité Nazional de la Chunta, reunido en la tarde de ayer, decidió concurrir con Más País, después de valorar en los últimos días la opción de confluir con Podemos e Izquierda Unida. Carmelo Asensio será su candidato por Zaragoza. El líder de la Chunta, José Luis Soro, dijo sobre la coalición con Más País que es "una gran oportunidad para conformar un gobierno de progreso y volver a defender Aragón en el Congreso.

Horas antes, el desembarco de Errejón en la política nacional había abierto una seria crisis en Podemos Murcia, cuyos líderes, el secretario general, Óscar Urralburu, y su número dos, María Giménez Casalduero, renunciaron a sus escaños en la Asamblea regional y dimitieron de sus puestos en el partido morado para integrarse en Más País.

En Valencia, el tablero se desplaza al Senado, tras la oferta de Podemos de presentarse en la Cámara alta en alianza con el PSPV y Compromís, esto es, con los socios del Gobierno autonómico, para lograr el mayor número posible de senadores. Desde Compromís, ven "con buenos ojos" esta propuesta.

Y en Andalucía, la coordinadora de Podemos, Teresa Rodríguez, aseguró que nunca se ha planteado competir electoralmente con Unidas Podemos y agregó que Adelante Andalucía luchará por concurrir al 10N con "una sola papeleta" que integre a Más País.

Tras hacer un llamamiento a las fuerzas de izquierda para ejercer su "responsabilidad histórica", porque fragmentar el voto puede restarles escaños, anunció que hablará con Iglesias y con Errejón.