06 de octubre de 2019
06.10.2019
La Opinión de A Coruña

Ciudadanos ofrece un pacto a Sánchez si las derechas no suman para gobernar

Rivera exige a los socialistas que estén dispuestos a negociar un decálogo de reformas que incluya medidas para "frenar" al presidente de la Generalitat

06.10.2019 | 00:02
Rivera, ayer, en su arranque de campaña en Madrid.

Ciudadanos (Cs) decidió ayer arrancar la precampaña con una sorpresa que revela su voluntad de recuperar la perdida condición de partido bisagra. En un acto celebrado en Madrid, el líder naranja, Albert Rivera, anunció el levantamiento del veto impuesto a Pedro Sánchez en febrero. Rivera se abre a pactar con el PSOE, para impedir un nuevo bloqueo, aunque solo si sus escaños no le den para formar un Gobierno con el PP que, según las encuestas, requeriría apoyo de Vox. El respaldo no incluiría una entrada en el Ejecutivo y cobraría forma de abstención o incluso de voto favorable, si fuese preciso para evitar que el PSOE se apoye "en separatistas, nacionalistas y populistas".

En la fallida investidura de Sánchez, el pasado mes de julio, la suma de diputados del PSOE (123) y Cs (57) hubiera permitido formar un Gobierno asentado en una confortable mayoría absoluta (180). Lo impidió el veto, que se acompañó de una alianza con PP y Vox en numerosos puntos de España. Ese giro a la derecha de un partido que un día se definió como socialdemócrata y más tarde reclamó la herencia de Suárez propició el abandono de dirigentes de peso como Antonio Roldán y Francisco de la Torre.

El veto de febrero culminó un giro que contrasta con las posiciones de 2016, cuando PSOE y Cs pactaron un programa de gobierno que al final no salió adelante por requerir el apoyo frustrado de Podemos. Fue el primer fracaso de Sánchez en una investidura.

La oferta de Rivera vino acompañada del precio: negociar un decálogo de reformas que incluya "frenar" al presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, en sus desafíos al Estado. Otras reformas pedidas son el fomento de la natalidad, un pacto de Estado por la educación, y "el blindaje del sistema sanitario, incluyendo una tarjeta sanitaria única". También, un plan nacional contra la despoblación, la lucha contra la corrupción, la bajada impositiva y la supresión de "impuestos absurdos como el de sucesiones". Además, pensiones "dignas y garantizadas", un plan nacional "contra el precariado" y una ley electoral justa, proporcional y que incluya el corte electoral del 3% "para proteger a los españoles frente a los separatistas".

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, anunció ayer que el lema de precampaña de su formación será el de Con Rivera no, con nosotros sí, que evoca el tipo de Gobierno que pedían los militantes del PSOE a su candidato, Pedro Sánchez, la noche de las elecciones del 28A.

Según indicó Asens en Barcelona, "hoy más que nunca con Rivera No representa un grito de esperanza para una mayoría de progreso que pasa por que el PSOE alcance un acuerdo con nosotros".

"Con nosotros „precisó„ sí que se puede derogar la reforma laboral, sí que se puede regular el precio de los alquileres, sí que se puede recuperar el diálogo y las soluciones para Cataluña".

"Hemos decidido hacer nuestro lo que pedían los militantes socialistas porque no solo es una cuestión que nos afecte a nosotros, es un reclamo de todas las personas progresistas, y un grito transversal en Cataluña, donde la izquierda fue la gran triunfadora de las últimas elecciones generales", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook