10 de octubre de 2019
10.10.2019

Cifuentes se desmarca de Aguirre y de la financiación irregular del PP de Madrid

Declara que el único vínculo con la 'Púnica' es el personamiento de la Comunidad

10.10.2019 | 00:25
Cifuentes a su llegada a la AN.

La expresidenta madrileña Cristina Cifuentes se desmarcó ayer en la Audiencia Nacional ante el juez del caso Púnica de la presunta financiación irregular del PP, y negó conocer la existencia de una "caja B". En su declaración, tomó distancia respecto a la etapa en que Esperanza Aguirre estuvo al frente de la Comunidad, cuando los populares habrían desarrollado un sistema de financiación electoral encubierta a través de empresas adjudicatarias de contratos oficiales.

"No tuve ningún tipo de responsabilidad ni ningún tipo de participación referida a la administración, gestión económica y financiación del partido ni de sus campañas", manifestó Cifuentes a su salida de la Audiencia, tras comparecer como investigada. La expresidenta asegura que si algo hizo desde su posición "fue luchar contra la corrupción", de lo que considera una prueba su decisión de personar a la Comunidad de Madrid como acusación particular en el caso Púnica.

En sus tres horas de declaración, Cifuentes sólo contestó a la Fiscalía y a su defensa. Sostuvo que carecía de competencias en materia de financiación, que nunca manejó dinero ni recibió ningún regalo, y que no supo de ninguna reunión con empresarios que supuestamente favorecieran al partido. Sobre la presunta participación de Aguirre, apuntó que lo ignoraba dado que ella trabajaba en las campañas para el PP y no para la entonces presidenta. Aguirre está citada para el día 18 también como investigada.

Cifuentes defendió la legalidad de varios contratos al empresario Arturo Fernández, que el juez sospecha que estaban amañados como contraprestación a sus aportaciones al partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook