14 de octubre de 2019
14.10.2019
La Opinión de A Coruña

El independentismo ya ensaya su respuesta a la sentencia

13.10.2019 | 23:19
Los Mossos, desalojando el vestíbulo de la estación de Sants.

A la espera de que el Supremo haga pública hoy o mañana la sentencia del procés, el independentismo ensayó ayer en Barcelona su respuesta al fallo, ocupando primero el vestíbulo de la estación de Sants y manifestándose después por las calles de la ciudad.

Convocados por la plataforma Pícnic per la República, un centenar de personas protagonizó a primera hora de la mañana una sentada en el vestíbulo de la estación de trenes de Sants, donde permanecieron una hora, hasta que los Mossos les desalojaron. Entre ellos había numerosas personas de edad avanzada y el economista y exdiputado en el Parlament Germà Bel.

Finalmente, los manifestantes optaron por salir por voluntad propia de la estación y seguir la protesta en el exterior, coreando consignas a favor de la independencia y los políticos presos. En el marco de esta concentración, los Mossos detuvieron a una persona acusada a agredir a uno de los agentes.

Tras salir de Sants, los independentistas se dirigieron a pie hacia la plaza Espanya, y allí tomaron la Gran Vía en dirección al centro de Barcelona, lo que obligó a cortar el tráfico y a desviar el recorrido de varias líneas de autobús. Esta marcha reunió a más de 700 personas, según la Guardia Urbana, al unirse al centenar de Sants otros manifestantes durante el recorrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook