17 de octubre de 2019
17.10.2019
La Opinión de A Coruña

Coches quemados, cohetes contra un helicóptero y ácido a los Mossos

La tercera noche de disturbios, la más violenta, se centra en la Consellería de Interior, tras la manifestación de 22.000 personas

17.10.2019 | 00:24
Dos de los vehículos incendiados anoche en Barcelona, en las inmediaciones de la Consellería de Interior.

Barcelona vivió ayer su tercera noche consecutiva de disturbios, la más violenta hasta ahora. El escenario de la batalla campal se desplazó desde las sedes de instituciones estatales „la comisaría de la Vía Laietana, el lunes; la sede de la Delegación de Gobierno, el martes„ hasta la sede de la consellería de Interior, en Carrer de la Diputació.

Unas 22.000 personas se concentraron en los alrededores del edificio gubernamental en protesta por las cargas del lunes y el martes contra los manifestantes, protagonizadas en su mayor parte por los Mossos d'Esquadra. Después, comenzaron los enfrentamientos entre grupos de violentos „integrados por varios centenares de personas, en su mayoría jóvenes„ y agentes de la policía autonómica.

Si la novedad el martes fueron las barricadas incendiadas „hasta 150„, ayer se registró la quema de al menos cinco coches, combinada con el lanzamiento de ácido contra los Mossos y el disparo de cinco cohetes contra uno de los helicópteros policiales.

Los enfrentamientos, que también se reprodujeron en otras ciudades catalanas, se extendieron a céntricas calles barcelonesas como la Gran Vía o el paseo de Sant Joan. En las cargas en estas zonas también intervinieron los efectivos de la Policía Nacional, que emplearon pelotas de goma, mientras que los efectivos del cuerpo catalán siguieron lanzando sus proyectiles de espuma comprimida. Ayer por la noche se habían registrado 14 heridos en toda Cataluña, una de ellas grave en Sils.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook