17 de octubre de 2019
17.10.2019
La Opinión de A Coruña
Una sentencia histórica | Las reacciones en Cataluña

Torra se desmarca de la violencia, que ahonda las fisuras del Govern

El president había eludido en tres ocasiones esta cuestión || Refuerzo policial en Cataluña

17.10.2019 | 00:24

Las tres jornadas de violencia que ya ha vivido Cataluña desde la difusión de la sentencia del procés, y la contundente réplica de los Mossos d'Esquadra, han ahondado las fisuras existentes en el bloque independentista. Tanto en ERC como en JxC, los dos socios del Govern, han surgido voces críticas con la actuación de la policía autonómica. De hecho, los disturbios de anoche tuvieron como escenario la sede de la consejería de Interior, mientras que el martes giraban en torno a la Delegación del Gobierno.

Las críticas han puesto la diana en la figura del consejero de Interior, Miquel Buch (JxC), a quien ERC pidió "responsabilidades" por las cargas policiales, que consideró "injustificadas". ERC defendió "el derecho a la movilización y a la protesta por parte de la ciudadanía" y reiteró "el carácter pacífico y cívico del movimiento independentista".

La dimisión de Buch fue solicitada por los Comités de Defensa de la República, que han tomado la conducción de los disturbios, iniciados el lunes con el asedio al aeropuerto del Prat, organizado por Tsunami Democrátic. En una comparecencia por la tarde, Buch calificó de "electoralistas" las críticas, en particular del número uno de ERC por Barcelona, Gabriel Rufián.

El propio presidente de la Generalitat, Joaquim Torra (JxC), tuvo que resolver ayer la "contradicción" que admitió el martes de defender las protestas y la actuación policial. Tras eludir tres veces las preguntas de los periodistas sobre este asunto, invocando que su Govern está "del lado de la gente", finalmente se desmarcó: "La violencia no nos representa ni representará nunca al movimiento independentista catalán".

Entre tanto, el Gobierno anunció el envío este fin de semana de más efectivos policiales a Cataluña, aunque sin precisar su número por seguridad. Para el Ejecutivo, los disturbios no son provocados por "un movimiento ciudadano pacifico", sino que están coordinados "por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook