18 de octubre de 2019
18.10.2019
La Opinión de A Coruña
Una sentencia histórica | Nueva jornada de protestas

Ultraderechistas y CDR se enfrentan en Barcelona entre cargas de los Mossos

Encarcelados seis de los 97 detenidos entre el lunes y el miércoles en los disturbios

18.10.2019 | 00:11

Los tres días de intensas violencias independentistas en Barcelona y otras ciudades catalanas dieron paso ayer a una jornada mucho más tranquila. Fue entrada ya la noche, cuando la temperatura subió por los conatos de enfrentamientos entre grupos de ultraderechistas y de CDR (extremistas independentistas), que obligaron a los Mossos a intervenir. Hacia las 22.30 ardió el primer contenedor en la céntrica calle Balmes.

Antes se habían registrado dos cargas de los Mossos contra un grupo de unos 300 ultraderechistas a los que, mediante cordones policiales, mantenían separados de una concentración de Arran y otros grupos antifascistas. Las dos manifestaciones se encontraron hacia las siete de la tarde en la plaza de Sarrià, donde los ultraderechistas lanzaron cohetes, botellas y otros objetos contra los agentes, intentando alcanzar a la otra concentración. Fue entonces cuando se produjeron las cargas policiales.

Los CDR, a los que se sitúa detrás de las escenas de violencia del martes y el miércoles por la noche, convocaron en los jardines de Gracia una "Olimpiada republicana", que desde las siete de la tarde concentró a unas 13.000 personas, en un ambiente festivo, y fue desconvocada por los propios CDR hacia las nueve. Sin embargo, centenares de personas permanecieron en el lugar, hacia donde, pasadas las diez de la noche se dirigían los grupos de ultraderechistas, por lo que se temía una nueva batalla campal.

Detenciones

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, informó de que desde el lunes se han practicado 97 detenciones y 194 agentes de los Mossos y de la Policía han resultado heridos.

Seis de los arrestados han sido enviados a la cárcel por el juez. Al menos 46 de los detenidos lo fueron en la noche del miércoles, en la que las protestas alcanzaron su mayor nivel de violencia, con quemas de coches y lanzamientos de cohetes contra un helicóptero, además de ataques a los Mossos con botellas de ácido y cócteles incendiarios. Más de 400 contenedores de basura fueron incendiados la noche del miércoles y los daños, sólo en Barcelona, superan el millón de euros.

Según el Servicio de Emergencias Médicas de la Generalitat, los choques que se produjeron el miércoles entre policías y manifestantes se saldaron en toda Cataluña con 96 heridos (57 de ellos en Barcelona), 26 de los cuales requirieron asistencia hospitalaria. Interior cifra en 35 mossos y 11 policías los agentes heridos el miércoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook