19 de octubre de 2019
19.10.2019
La Opinión de A Coruña
Los efectos de la sentencia del 'procés'

Interior identifica 400 radicales con un alto grado de organización

Anarquistas de Europa, entre los violentos || 27 detenidos y 77 heridos en la jornada

19.10.2019 | 00:28

Los operativos policiales desplegados en Barcelona han constatado en los disturbios que vive la ciudad desde el pasado lunes un nivel de agresividad contra la Policía sin apenas precedentes en España, en el que parte de los alborotadores no sólo no rehuyen, sino que buscan el cuerpo a cuerpo con los agentes. Se trata, según el ministerio de Interior, de un grupo de unas 400 personas, a los que se podrían añadir anarquistas establecidos hace años en Barcelona procedentes de la triple alianza „griega, francesa e italiana„ a los que también se han sumado algunos anarquistas procedentes de Alemania.

Con un reducido grupo que lleva la batuta, los activistas actúan con un nivel de organización muy elevado, buscando hostigar a la Policía, con preparación y equipamiento individual de guerrilla: comunicaciones por radio, material antidisturbios, vestuario táctico y piezas de ropa para cambiarse y dificultar su identificación.

Según las fuentes, la estrategia de fondo es intentar dispersar la respuesta operativa de la Policía, fragmentando los puntos de conflicto y alargando los disturbios el máximo tiempo posible para generar en los agentes el mayor nivel de desgaste.

Los disturbios, que el jueves se concentraron en Barcelona en torno a la consellería de Interior, ayer tuvieron su foco en la jefatura de Policía de la vía Laietana, y en la vecina plaza de Urquinaona, donde llegaron a ser miles los independentistas que chocaron con la Policía. Los primeros choques se produjeron por la mañana, dando inicio a una batalla que se prolongó hasta entrada la noche, registrándose en toda Cataluña 27 detenidos y 77 heridos, 52 en Barcelona. Un fotógrafo de prensa fue arrestado y dos equipos de TVE, agredidos por manifestantes.

Las barricadas incendiarias y las cargas policiales, que incluyeron el uso de gases lacrimógenos y pelotas de goma, llegaron en consecuencia varias horas antes que en días anteriores, mucho antes de que cayera la noche. Los disturbios se produjeron también en las principales ciudades catalanas, donde anoche continuaban los enfrentamientos. Hacia las diez y media de la noche, los Mossos estrenaron su cañón de agua, nunca utilizado desde su compra en 1994. Lo hicieron para apartar barricadas que cerraban el paso a los furgones policiales y habían generado un embotellamiento de casi una treintena de vehículos antidisturbios en la vía Laietana.

Cierre a Tsunami Democràtic

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que instruye la causa secreta sobre la presunta actividad terrorista de nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR), ha abierto una nueva línea de investigación, esta vez sobre la plataforma Tsunami Democràtic (TD), también por delito de terrorismo, y su primera medida ha sido ordenar el cierre de sus páginas webs y perfiles en redes sociales, que quedaron bloqueados ayer a mediodía. En respuesta, TD abrió un nuevo dominio y recomendó la descarga de su app. "¿Creéis que un Tsunami se puede parar?, escribió TD en un comunicado en el que aconsejó seguir su canal de Telegram. Mientras, la Junta Electoral Central (JEC) ordenó la retirada hasta el 10N del vídeo gubernamental contra los mensajes independentistas de desprestigio, titulado "España, la casa de todos", por considerarlo partidista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook