26 de octubre de 2019
26.10.2019
La Opinión de A Coruña

PNV y Compromís se desmarcan del manifiesto pro autodeterminación

Colau, que gobierna Barcelona con el PSC, se une al soberanismo en una declaración que pide la liberación de los "presos políticos"

25.10.2019 | 23:05
Íñigo Urkullu.

El PNV y Compromís se desmarcaron de un manifiesto suscrito ayer en Barcelona por partidos nacionalistas catalanes, vascos, gallegos, baleares y valencianos, en el que reclaman un acuerdo político para Cataluña, la defensa del derecho a la autodeterminación de "nuestros pueblos" y la liberación de los "presos políticos" y diálogo para el regreso de "los exiliados".

Los firmantes del manifiesto, rubricado en la Llotja de Mar de Barcelona, son: BNG, Crida Nacional, CUP, Demòcrates, EH Bildu, ERC, Esquerra Valenciana, MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca y PDeCat-Junts per Catalunya. A la firma asistió el vicepresident catalán, Pere Aragonès.

El PNV justificó su ausencia de la firma "por una cuestión de contenido y otra de contexto", al considerar que el manifiesto apenas tiene "espíritu constructivo" y que no es "el momento más oportuno" a quince días de los comicios, según fuentes del partido.

Los nacionalistas vascos alegan que en principio se les planteó el escrito rubricado ayer "como una segunda versión" de la histórica Declaración de Barcelona que en 1998 firmaron CiU, PNV y BNG. "Pero, a diferencia de aquella, la ayer suscrita incide casi de forma exclusiva en la denuncia y en la proyección de una visión negativa de la realidad actual en el Estado español, sin apenas espíritu constructivo y/o propositivo", advierten.

Además, el partido de Íñigo Urkullu no cree que la firma de ayer "llegue en el momento más oportuno, en el inicio de una campaña electoral y en un clima político enrarecido".

A la misma hora en que tenía lugar la firma del manifiesto, el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona rechazaba la sentencia del procés y, como en la Llotja de Mar, reclamaba la liberación de los "presos políticos" y el libre retorno de los "exiliados".

La aprobación de esta declaración institucional contó con el voto a favor de Barcelona en Comú, el partido de la alcaldesa, Ada Colau, los de ERC y Junts per Catalunya (JxC). BComú gobierna en coalición con el PSC, que votó en contra de la declaración. El pasado mandato, Colau rompió con el PSC por su apoyo al 155.

El texto aprobado denuncia "la regresión de derechos y libertades" en el Estado y la "judicialización de la política", afirma que "Cataluña tiene derecho a la autodeterminación" y el rechazo del Consistorio a "cualquier forma de violencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook