27 de octubre de 2019
27.10.2019
La Opinión de A Coruña
10-N

Sánchez compara el independentismo catalán con la "ultraderecha" española

El líder socialista dice que ambos movimientos se apropian de la opinión de todos los ciudadanos

27.10.2019 | 15:31

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha dicho este sábado que lo que le ocurre al independentismo en Cataluña "es lo mismo" que le pasa a la ultraderecha en España, en el sentido de que ambos fenómenos quieren hacer suya la opinión de todos los catalanes o españoles.

"¿Qué dice el independentismo? Que Cataluña es suya, que ellos son Cataluña, y afortunadamente Cataluña es mucho más grande que esa Cataluña minúscula a la que la quiere reducir el independentismo", ha dicho Sánchez en un mitin en A Coruña.

En términos similares se ha preguntado "¿qué dice la ultraderecha? Que España es suya y solo suya, pero afortunadamente es mucho más grande".

El presidente del Gobierno, que hacía estas declaraciones al mismo tiempo en que miles de constitucionalistas se manifestaban en Barcelona para pedir el fin del 'procés', ha dicho que es cierto lo que proclama el independentismo cuando dice que hay un problema democrático en Cataluña.

Ese problema está ahí, ha proseguido, porque ellos "no respetan la ley y no respetan la voluntad mayoritaria de la sociedad catalana que ha dicho una no, sino veinte veces, que no quieren la independencia".



Sánchez también se ha dirigido a las fuerzas de la oposición para criticar las soluciones que plantean con respecto a este problema y para pedirles lealtad y corresponsabilidad.

Tras recordar que los graves disturbios de los últimos días son consecuencia de una sentencia sobre unos hechos ocurridos cuando gobernaba el PP, el presidente ha dicho que "si no quieren apoyar el Gobierno del PSOE, que no lo hagan, pero que sean tan leales con el Estado como el fue el PSOE cuando estaba en la oposición".

Como ejemplos, Sánchez ha subrayado que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tiene el artículo 155 de la Constitución "tatuado en la frente", mientras que el popular, Pablo Casado, ha llegado a decir "poco menos" que una legislación penitenciaria como la de Cataluña " es propia de un narcoestado o de dictaduras".

Y "les gana a todos", ha proseguido, el presidente de Vox, Santiago Abascal, al apostar por el estado de excepción como fórmula para solucionar el problema catalán.

"Si este es el apoyo que nos quieren dar mejor que no nos los den", según el presidente, quien ha añadido que "si (Mariano) Rajoy fue una fábrica de hacer independentistas en Cataluña, estos tres (Rivera, Casado y Abascal) son una factoría".

Con ellos en el Gobierno, ha dicho, el expresidente catalán Carles Puigdemont y su sucesor Quim Torra " se frotan las manos".

Desde el PSOE, la fórmula para afrontar el desafío catalán pasa por "ley y diálogo", primero ley y luego diálogo "porque no puede haber diálogo fuera de la ley".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook