30 de octubre de 2019
30.10.2019
La Opinión de A Coruña

Los Mossos se enfrentan a la mayor auditoría de su historia por su actuación durante los altercados

29.10.2019 | 23:27

El Gobierno catalán anunció ayer que los Mossos se someterán a la mayor auditoría interna de su historia para evaluar su actuación en los disturbios de las recientes protestas independentistas. El anuncio, a dos días del inicio de la campaña del 10N, llega cuando sectores independentistas exigen la dimisión del consejero de Interior, Miquel Buch, por la gestión policial de las protestas, aunque el presidente catalán, Joaquim Torra, mantiene "intacta" la confianza en todos sus consejeros, según afirmó ayer la portavoz del Govern, Meritxell Budó.

Por ahora están bajo supervisión los primeros quince casos de supuesta mala praxis para comprobar si las actuaciones fueron desproporcionadas y procede abrir expediente disciplinario. Algunas de estas actuaciones son la de un agente que retó a manifestantes gritando por el altavoz de su furgoneta: "¡Venid, somos gente de paz!"; el atropello en Tarragona de un joven que se parapetaba tras un contenedor y fue embestido por una furgoneta policial, y la circulación de otra furgoneta antidisturbios cerca del aeropuerto de Barcelona con manifestantes encaramados en el capó.

Societat Civil Catalana (SCC) presentará hoy ante la Fiscalía una denuncia contra la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, por un delito de odio y apología de la violencia en unas manifestaciones en las que aseguró, este lunes, que "la violencia hace visible el conflicto catalán" y lo sitúa en la prensa internacional. El portavoz en el Congreso de ERC, Gabriel Rufián, se desmarcó ayer al afirmar que al independentismo no le representa "gente que lleva un cóctel molotov".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook