Los Reyes y sus hijas salieron ayer del Palacio de Congresos de Cataluña sin que se registraran protestas o incidentes en sus alrededores, como ocurrió la víspera, y, tras tres días de estancia en Barcelona, regresaron a Madrid. Pero antes el conseller de Interior, Miquel Buch, atribuyó las "dificultades" que algunos invitados encontraron el lunes para acceder al acto de los premios Princesa de Girona „que el monarca presidió„ a su "falta de voluntad" para usar los autobuses de la organización, y aseguró que los Mossos garantizaron "a la perfección" la seguridad y los derechos de invitados y manifestantes.

Incluso el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, minimizó las protestas, que percibió como "una mínima oposición, una oposición con unas actitudes no muy compatibles con la deferencia necesaria, pero que un Estado de Derecho, como es España, asume como crítica en los parámetros de legalidad".

Sin embargo, el empresario Antonio Castañer confesó haber pasado "miedo" cuando varios grupos de independentistas se concentraron a las puertas del Palacio de Congresos y agredieron e increparon a Castañer y a su familia, así como a varios de los invitados a la ceremonia. Fue el caso, entre otros, del edil del PP en Barcelona Josep Bou, incluso zarandeado por algunos radicales, que también le escupieron. Pero, para Buch, las "dificultades de algunas personas" para acceder al recinto se debieron a su negativa a utilizar los autobuses de la organización, que llegaron "con absoluta normalidad" gracias al dispositivo de los Mossos. Y añadió que la manifestación para protestar por la presencia del Rey en la ciudad condal transcurrió de forma "cívica y pacífica" y sin "ningún incidente grave".

En la tercera y última jornada de su visita a Barcelona, la primera tras la publicación de la sentencia del procés y estreno de la princesa Leonor en un acto oficial en Cataluña, los miembros de la Familia Real tomaron parte en diversas actividades organizadas por la Fundación Princesa de Girona en el Palacio de Congresos de Cataluña. Así, en varios talleres, uno sobre medio ambiente, en el que, en compañía de varios jóvenes, compitieron por plantear la mejor idea en materia de sostenibilidad.