El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz decretó ayer prisión provisional y sin fianza para el hombre de 71 años, de nacionalidad española y origen iraquí, detenido el miércoles en Madrid acusado de financiar a la organización yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) para ayudar al retorno de terroristas desde Siria.

El magistrado imputa delitos de integración en organización terrorista y financiación del terrorismo, a instancias del fiscal y tras interrogar al detenido, que se negó a prestar declaración, y al que la Policía considera estrecho colaborador del ISIS.