11 de noviembre de 2019
11.11.2019
La Opinión de A Coruña

El PSOE pierde la mayoría absoluta en el Senado pero sigue como el primer grupo

Los populares se apropian de casi todos los escaños que dejan los socialistas en la Cámara Alta || ERC y PNV mantienen su hegemonía en Cataluña y País Vasco

11.11.2019 | 01:50

El Senado sólo ha sido el feudo del PSOE durante unos pocos meses. Las elecciones de ayer, marcadas como en el Congreso por una elevada participación (69,14% al 88% escrutado), le han arrebatado al partido de Pedro Sánchez la mayoría absoluta de 141 escaños de los 265 que componen la Cámara. Sólo 208 actas estaban en juego, ya que las 57 restantes son designadas por las Comunidades Autónomas y no sufrirán ninguna variación hasta que se celebren elecciones en algún territorio. Presumiblemente, las primeras serán las catalanas en 2020.

El PSOE ha bajado de sus 123 senadores elegidos a 93, lo que representa una pérdida de 30. Gracias a los 18 designados, su grupo se compondrá de 111 escaños. En segundo lugar se ha colocado el PP que, al amparo de la decisión del rampante Vox de no presentar más que un sólo candidato en numerosas circunscripciones, ha logrado subir desde 54 a 82, una ganancia de 28 que se justifica en la mayoría de los casos por transferencias directas desde el PSOE y, también, por la pérdida de los cuatro senadores que Cs había logrado en las urnas de abril. Sumados esos 82 a los 15 designados que tienen, los populares conforman el segundo grupo parlamentario, con 97 actas.

El tercer grupo parlamentario seguirá siendo el de ERC, que refleja la posición dominante que ocupa en la política catalana, amplificada por el sistema mayoritario que rige para elegir a los senadores. Los de Oriol Junqueras renovaron todos y cada uno de sus once senadores, lo que unido a sus dos designados, le sigue dando un grupo con trece asientos.

El cuarto lugar era ocupado hasta ahora por Cs, que tenía cinco electos y ocho designados, pero en adelante será ocupado por el PNV, que con nueve senadores electos y uno designado suma diez escaños. Los de Rivera tienen que conformarse con el quinto lugar que se deriva del único senador que lograron ayer, en las filas de Navarra Suma (junto a PP y UPN), y los ocho ya citados que tienen por designación de las CC AA. En sexto lugar, pese a que ayer no conquistó ningún sillón, el grupo de Izquierda Confederal (Unidas Podemos y Más Madrid), con seis senadores designados. Séptimos son los catalanes de Junts per Catalunya, el grupo de Puigdemont, que han logrado subir de dos a tres electos y, añadiendo sus designados, componen una bancada de cinco legisladores. Y ya por detrás los minoritarios, que tendrán que recurrir a préstamos para formar grupo o, lo más probable, integrarse en el Mixto. Vox (2 electos y 1 designado); Teruel Existe, que ayer logró dos actas; EH Bildu (1 electo y 1 designado); Asociación Socialista Gomera (1 electo y 1 designado); Unión del Pueblo Navarro (1 electo); Coalición por Melilla (1 electo); el aragonés PAR (1 designado); el Partido Regionalista Cántabro (1 designado) y Compromís (1 designado).

Las elecciones de abril dieron al PSOE la llave de la aplicación del artículo 155 de la Constitución al concederle mayoría absoluta en el Senado, la Cámara a la que le corresponde aplicar este precepto, pero los comicios de ayer le quitaron esta potestad para la que ahora será imprescindible el PP. Corresponde en todo caso al Gobierno iniciar el procedimiento, pero si hasta ahora la concurrencia del PSOE „por otra parte reacio a su aplicación„ era imprescindible por su control del Senado, al perder la mayoría absoluta en la Cámara Alta cualquier decisión al respecto tendrá que pasar imperiosamente por un acuerdo con el PP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook