21 de noviembre de 2019
21.11.2019
La Opinión de A Coruña

ERC añade presión a Sánchez con una consulta a sus bases sobre la investidura

La pregunta a la militancia vincula el apoyo a una mesa de negociación sobre Cataluña

20.11.2019 | 23:12
Los republicanos Torrent, Vilalta, Aragonès y Rufián, la noche del 10-N.

ERC redobla la presión sobre Pedro Sánchez. Esquerra anunció ayer que el próximo lunes preguntará a sus bases qué postura deben asumir sus 13 diputados en el debate de investidura, poniendo como condición la apertura de una mesa de diálogo sobre Cataluña. Una mesa que a juicio del conseller Damià Calvet, en funciones de portavoz del Govern, debe incluir "la figura del relator".

Mientras Sánchez reiteraba su confianza en que el bloqueo político termine en las "próximas semanas", ERC se descolgaba con el anuncio de una consulta que dejará vista para sentencia la dirección de su voto. Y a juzgar por la pregunta, no parece que la militancia republicana pueda aceptar otra cosa que el no de sus diputados en el Congreso si el candidato del PSOE no se aviene al diálogo tal como lo plantea ERC.

"¿Está de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?", reza la pregunta. Si gana el „lo que resultaría más que probable„, ERC pondrá la negociación sobre Cataluña como condición sine qua non para apoyar a Sánchez con síes o abstenciones, lo que reduce todavía más el margen del candidato para ganar los apoyos que necesita.

En la carta que dirige a los militantes para convocar la consulta, la dirección republicana recuerda que la aritmética parlamentaria que arrojaron las urnas del 10-N les deja en una posición "muy relevante", porque, pese al preacuerdo de PSOE y Unidas Podemos, Sánchez necesita del apoyo de otras fuerzas para seguir en la Moncloa.

El anuncio de Esquerra llegó horas después de que representantes de ERC y de Junts per Catalunya (JxC) se reunieran para coordinarse partiendo del no inicial al líder socialista. Paralelamente, en Waterloo, Carles Puigdemont se entrevistó con el president Torra.

Pero no solo ERC consultará a sus afiliados. También las bases de Bildu, excluido de las negociaciones, tendrán la última palabra sobre el voto de sus cinco diputados en la investidura, una decisión que adoptará la mesa política de la formación y que posteriormente someterá a una asamblea.

Por su parte, Inés Arrimadas, que se perfila como sucesora de Albert Rivera en Cs, reveló que había recibido una llamada de un miembro del Gobierno en funciones (no dijo quién). Fuentes de Ciudadanos señalaron después que en la llamada "no se concretó" fecha para una reunión ni se abordaron contenidos políticos.

El líder del PP, Pablo Casado, se ofreció para dar estabilidad a un Gobierno de Sánchez, a través de pactos puntuales sobre cuestiones de Estado, si consigue superar una "investidura circunstancial" con el apoyo de Podemos ante la que reiteró que el PP no se abstendrá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook