06 de diciembre de 2019
06.12.2019
La Opinión de A Coruña

Polémica interna en Podemos por el despido de dos abogados en plena negociación

Los cesados denuncian irregularidades en el partido, que acusa a uno de ellos de acoso

05.12.2019 | 23:47

El despido de dos abogados ha desatado un conflicto interno en Podemos en plena negociación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, con graves acusaciones cruzadas de acoso y de corrupción. La formación acusa de acoso sexual a uno de los cesados, que a su vez denuncia represalias por haber querido investigar irregularidades internas.

El lunes, la dirección de Podemos comunicó su despido al abogado José Manuel Calvente, hasta entonces responsable de Protección de Datos del partido, tras abrirle expediente por un supuesto acoso sexual y laboral a una trabajadora. Mónica Carmona, otra abogada del equipo de Calvente, encargada de Cumplimiento Normativo en la formación, dirigió una carta al Consejo Ciudadano Estatal, en la que aseguraba que ambos habían sido víctimas de represalias por investigar irregularidades en Podemos.

El propio Calvente anticipó ayer a EFE que presentará una querella por calumnias dirigida, entre otros, contra el secretario de Organización, Alberto Rodríguez, la diputada Ione Belarra y la gerente, Rocío Val, a quienes acusa de "construir pruebas falsas" para justificar un despido que él atribuye a haber querido investigar "corruptelas".

Calvente, que trabajaba para la formación desde 2014, niega que sean ciertas las acusaciones del partido, que se recogen en la carta de despido que contiene documentación y mensajes para probar ese presunto acoso sexual. El despido intenta, según el letrado, acallar sus denuncias por sobresueldos, así como la "manipulación de las primarias para beneficiar a determinados candidatos" o el incumplimiento de la normativa de protección de datos.

La secretaria de Feminismo de Podemos, Sofía Castañón, defendió ayer que el cese de Calvente obedece a un "acoso laboral por razón de género". Castañón llamó a la "prudencia" y al respeto hacia la persona afectada. Justificó la medida porque "era necesario recalcar que no se va a permitir ningún tipo de acoso por razón de género".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook