Cs canceló su presencia en la manifestación constitucionalista de Barcelona debido a que una de las principales pancartas de la concentración pedía la derogación de la Ley Integral de Violencia de Género (LIVG). "No cabe hacer proclamas que cuestionan la lucha contra una de las peores lacras de nuestra sociedad", alegó Cs en un comunicado.