07 de diciembre de 2019
07.12.2019
La celebración del día de la Carta Magna

Sánchez e Iglesias cierran la estructura del Gobierno a la espera de la investidura

El líder de Unidas Podemos quiere que se haga público el acuerdo programático

07.12.2019 | 00:05

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tienen ya cerrada la estructura del futuro Gobierno de coalición, a la espera de que se fije una posible fecha para la investidura. El inicio de la ronda de consultas del Rey con los partidos el martes próximo coincidirá con la reunión que los equipos negociadores de PSOE y ERC mantendrán en Barcelona, un encuentro en el que se podría afianzar la abstención de los republicanos. Pese a ello, otros condicionantes, como el pronunciamiento de Luxemburgo sobre la condición de europarlamentario de Junqueras (19 de diciembre) y el congreso de Esquerra (dos días después), desplazan la investidura hacia enero. Sin atreverse a anticipar una posible fecha, Iglesias mostraba ayer, durante el acto de celebración de la Carta Magna, su interés en que, antes de que Sánchez intente que el Congreso lo convierta en presidente, ambas fuerzas hagan público el acuerdo programático sobre el que se sustentará su acción de gobierno.

La celebración del 41 aniversario del Congreso de los Diputados discurrió ayer entre las novedades de una legislatura recién estrenada y las expectativas de una investidura que acabe con el bloqueo político y la prolongada interinidad del Gobierno.

En uno de los corrillos con periodistas, Pedro Sánchez anticipó que las conversaciones con el que será el vicepresidente de su Ejecutivo, si consigue superar una investidura todavía pendiente de despejar, van bien. El líder socialista y Pablo Iglesias ya tienen definida la estructura del Ejecutivo y falta solo ultimar los acuerdos programáticos. En coincidencia con la celebración, Sánchez defendió que la Constitución cuenta con herramientas para solucionar los "conflictos sociales y políticos" del país, entre ellos la "crisis política y territorial" de Cataluña. En ese marco constitucional habrán de encajar los acuerdos entre los socialistas y ERC, para que la abstención de los republicanos en la segunda votación permita que el ahora presidente en funciones consiga, después de sus intentos fallidos, ser jefe del Ejecutivo con plenos poderes.

El camino todavía no está despejado. El martes figura como un día clave en las negociaciones de los socialistas con Esquerra. El encuentro será en Barcelona, tal como deseaba la formación soberanista, y coincidirá con el inicio de la ronda del Rey con los partidos, de la que deberá salir el encargo de formar Ejecutivo a un candidato con opciones para ello. Como en anteriores ocasiones, Esquerra no acudirá a esa cita con Felipe VI, pero lo que salga de la negociación será decisivo para que Sánchez acepte el probable encargo del monarca.

Incluso aunque la abstención de ERC esté casi garantizada, no quedará despejada la fecha de la investidura, La pretensión de Sánchez de que el proceso se complete entre el 16 y el 19 de diciembre próximo choca con el calendario de compromisos de Esquerra. El primero de ellos, el mismo jueves 19, es el pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, que deberá pronunciarse sobre si el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, tiene inmunidad como eurodiputado pese a no haber podido acceder al cargo. El abogado general sostiene, en un dictamen no vinculante, que los eurodiputados lo son desde el momento de su elección, aunque no se hayan sentado en la Eurocámara. Una resolución favorable del Tribunal no alteraría la situación de prisión del líder republicano, pero sería un triunfo simbólico, del que se beneficiaría de manera directa Carles Puigdemont, quien aspira a conseguir la inmunidad parlamentaria por esa vía y evitar su posible extradición a España.

ERC celebra además su congreso el 21 de diciembre, una cita clave en la que definirá su línea futura y procederá a una renovación de sus órganos que dará asiento a una nueva generación política al frente de la formación.

Iglesias confía en que la investidura salga adelante con las facilidades de ERC. Podría ser antes de Navidad o "antes de fin de año", manifestaba ayer el líder de Unidad Podemos, apuntando a una nueva brecha temporal en una semanas cargadas de fiestas, que supondría que el debate se desarrollaría entre el 26 y el 31 de diciembre. Iglesias no descarta que el proceso pueda concluir en enero. En cualquier caso, su interés ahora es que antes de abordar la investidura se haga público el pacto programático con el PSOE, un acuerdo que ya está muy avanzado, a falta de cerrar algunos flecos. Iglesias sostiene que la futura coalición debe apoyarse "en un bloque amplio", que permita a PSOE y Podemos "ejercer la dirección del Estado con responsabilidad y con diálogo los próximos años, respetando lo que han votado los ciudadanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook