La portavoz de Unidas Podemos-IU-Madrid en Pie, Isa Serra, afirmó ayer que no se plantea dimitir por que la Fiscalía solicite para ella una pena de 23 meses de prisión por presuntos delitos de desórdenes públicos, lesiones y atentado a la autoridad durante una concentración frente a un desahucio en 2014. Serra calificó de "barbaridad" la petición y asegura que se manifestó de forma "pacífica".

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, dio su apoyo a Serra. "No hay que olvidar", recordó, que su acción se enmarca en "una situación de crisis social respecto a la vivienda".