20 de diciembre de 2019
20.12.2019
La Opinión de A Coruña
Cataluña

El TJUE anula el fallo que impidió a Carles Puigdemont y Toni Comín ocupar sus escaños

El auto reclama al Tribunal General que examine de nuevo la demanda de medidas provisionales

20.12.2019 | 10:49
Imagen de Carles Puigdemont y Toni Comín.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) acaba de anular el auto del Tribunal General que rechazó las medidas cautelares solicitadas por el 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont y el 'exconseller' Toni Comín para poder ocupar su escaño durante la sesión inaugural del Parlamento Europeo en Estrasburgo el pasado 2 de julio. El fallo, firmado por la vicepresidenta del TJUE, devuelve el asunto al tribunal de primera instancia para un nuevo examen.

El auto llega tan solo 24 horas después de que la Gran Sala del TJUE -formada por 15 jueces- fallara a favor del presidente de ERC, Oriol Junqueras, y le reconociera la condición de eurodiputado y la inmunidad parlamentaria desde el momento en el que se proclamaron oficialmente los resultados de las elecciones del 26 de mayo el pasado 13 de junio. Tanto Puigdemont como Comín fueron elegidos en la coalición Lliures por Europa pero como tampoco acudieron a acatar la Constitución española, la Junta Electoral Central consideró que no habían adquirido la condición de miembros del Parlamento Europeo.



A raíz de esta decisión, la Eurocámara tomó varias decisiones que les impidieron tomar posesión de sus escaños y ocuparlos como miembros electos. Puigdemont y Comín respondieron a este obstáculo presentando ante el Tribunal General un recurso contra la decisión del Parlamento y una petición de medidas provisionales en la que pedían la suspensión de la decisión del Parlamento de no tener en cuenta los resultados oficialmente proclamados el 13 de junio y la decisión posterior, del 17 de junio, de aceptar la lista incompleta remitida por las autoridades españolas en la que no figuraban ni Puigdemont, ni Comín ni Junqueras.

La defensa de los dos políticos catalanes también alegó contra la carta remitida por la Junta Electoral Central el 20 de junio, en la que se comunicaba al Parlamento que ninguno de ellos había acatado la Constitución, y por último contra la decisión de la institución europea de negarse a garantizarles el derecho a ocupar sus escaños en el Parlamento. Pese a estos argumentos , el Tribunal General desestimó la petición al considerar que el recurso carecía a primera vista de fundamento. La respuesta de Puigdemont y Comín fue recurrir en casación.

Este viernes, 24 horas después de la victoria de Junqueras, la máxima instancia judicial europea corrige al tribunal de primera instancia y pide que reexamine el requisito que exige la legislación española de acatar la Constitución. "Determinar si el juramento o acatamiento de la Constitución forma parte del proceso electoral de los miembros del Parlamento Europeo es una cuestión de derecho cuya respuesta no salta a la vista sino que debe ser objeto de un examen en profundidad que no puede ser hecho por el juez de medidas provisionales", señala el auto.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook