07 de enero de 2020
07.01.2020
Debate de investidura | Las horas previas a la votación definitiva

PSOE, Podemos y Teruel Existe denuncian acoso para impedir la elección de Sánchez

Echenique acusa a la extrema derecha de presionar a representantes socialistas y al diputado de la España vacía para que cambien el sentido de su voto

06.01.2020 | 23:46
El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, y la socialista Adriana Lastra, el pasado sábado.

Pedro Sánchez no quiere ni un error. No puede permitírselo. El candidato a la presidencia solo tiene garantizados dos síes más que noes (167 frente a 165 diputados, y 18 abstenciones) en la segunda votación de su investidura (hoy, a partir de las 12.45 horas), así que cualquier baja (por enfermedad, retraso en la solicitud del voto telemático o tardanza causada por el tráfico) puede dar al traste con su designación. Razones que explican la campaña de acoso que denunciaron ayer representantes del PSOE, Unidas Podemos (UP) y Teruel Existe (TE) y que busca el fracaso de la investidura del líder socialista.

La ausencia de Íñigo Errejón (Más País) en la sesión del pasado sábado y la de la diputada de Unidas Podemos Aina Vidal en la primera votación, el domingo, unido al no de la canaria Ana Oramas, desobedeciendo la orden de su partido de abstenerse, han sembrado el temor en el PSOE, que el pasado domingo, víspera de Reyes, pidió a sus 120 diputados que durmieran en Madrid.

Vidal, la diputada de En Comú Podem cuya ausencia dejó en un exiguo 166 a 165 el resultado de la primera votación, garantizó ayer que hoy "no fallará" a su cita en el Congreso de los Diputados, porque no se perdería la segunda "por nada del mundo".

Los mensajes de acoso que el domingo empezaron a recibir tras la votación algunos diputados del bloque de Sánchez continuaron ayer. José Luis Aceves, socialista por Segovia, anunció durante el día de ayer que presentará una denuncia ante la Policía por las "amenazas" que está sufriendo un compañero de su partido en esa provincia.

"Alguien ha debido de pasar este teléfono en un foro creyendo que era el mío y ahora le están friendo a amenazas e insultos, con decenas de llamadas con números ocultos", explicó. "¿Tú eres diputado del PSOE, José Luis Aceves?", dice una de estas personas anónimas en el whatsapp. Aunque quien recibe el mensaje responde que "no", se suceden los insultos: "No. Mis huevos", "putos sociatas de mierda", "no sabéis lo que vais a hacer, nos vais a matar. Os debería dar vergüenza".

La secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, Ana Sánchez, ha garantizado que se defenderá a todos los socialistas de a pie para que caiga "todo el peso de la ley" sobre quienes están profiriendo amenazas a estos políticos. "Hay mucho facha, sin duda, pero los demócratas somos más y más fuertes", señaló en Twitter.

Adriana Lastra se hizo eco de la denuncia de Aceves en la red social Twitter y también colgó el mensaje del diputado por Cáceres César Ramos, que señala que están recibido "insultos, presiones y acoso" para cambiar de voto mañana.

"También estoy recibiendo mensajes de taxistas que se ofrecen a ayudar al que tenga cualquier percance para garantizar que podemos llegar a votar. Este país quiere un gobierno de izquierdas", asegura.

El dirigente de Podemos Pablo Echenique acusó a la ultraderecha de promover una campaña de acoso contra parlamentarios del PSOE y el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, para "dinamitar" el gobierno de coalición progresista. Pero Tomás Guitarte asegura que no cambiará su a Sánchez, a pesar de las presiones.

En definitiva, el Pleno del Congreso volverá a reunirse hoy para proceder a la segunda votación del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno después de no haber logrado el pasado domingo la mayoría necesaria en el primer intento.

En aquella votación, el líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones cosechó 166 votos a favor, a diez de la mayoría absoluta que se requería para ser investido presidente a la primera. En concreto, a los 120 votos del PSOE, Sánchez sumó 34 de Unidas Podemos „faltó una diputada de En Comú por enfermedad„, los seis del PNV, los tres de Más País-Equo-Compromís y los otros tres de Teruel Existe, Nueva Canarias y Bloque Nacionalista Galego (BNG).

El candidato socialista solo superó por un voto a los rechazos a su investidura, que sumaron 165. En concreto, en el bloque del no se posicionaron los 88 del PP, los 52 de Vox, los diez de Ciudadanos, los ocho de Junts per Catalunya, los dos de la CUP, los otros dos de Unión del Pueblo Navarro (UPN), uno de Foro Asturias, otro del Partido Regionalista Cántabro (PRC) y uno más de Coalición Canaria.

Los otros 18 diputados restantes „los trece de Esquerra Republicana (ERC) y los cinco de Bildu„ optaron por la abstención.

Así las cosas, Pedro Sánchez se la jugará en la segunda vuelta de hoy, 48 horas después, como marca la Constitución, en la que el candidato ya solo necesitará sumar más votos a favor que en contra, es decir, más síes que noes, para lograr ser investido.

Con el resultado de la votación del domingo „166 frente a 165„ Sánchez ya saldría investido presidente. Eso sí, siempre y cuando no haya imprevistos de última hora. Dado lo ajustado de la votación „solo hay un voto de diferencia„, será preciso que no haya más bajas en las filas de los partidarios de la investidura.

Si como es previsible finalmente Sánchez es investido presidente del Gobierno, el nuevo Ejecutivo de coalición podría celebrar su primer Consejo de Ministros el viernes 10 de enero. Fuentes del Palacio de La Moncloa calculan que será mañana cuando Sánchez prometa su cargo ante el Rey y, a partir de ahí, el jefe del Ejecutivo „que ya no estará en funciones„ puede nombrar a su gabinete.

Las fuentes del Ejecutivo apuntan que el Consejo de Ministros del nuevo Gobierno de coalición se celebraría el viernes, de forma que sus miembros podrían jurar o prometer sus cargos un día antes, el jueves. Entre los ministros que se espera continúen en sus cargos están la vicepresidenta, Carmen Calvo, que previsiblemente será vicepresidenta primera y la titular de Economía, la coruñesa Nadia Calviño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook