12 de enero de 2020
12.01.2020
Claves

"Transición justa" y una estrategia de Estado para combatir la despoblación

El nuevo Gobierno de coalición pacta planes urgentes donde haya cierre de térmicas, como en Galicia, y quiere potenciar el papel de la mujer en el despoblado mundo rural

11.01.2020 | 23:40
Campo eólico cerca de Lalín.

El acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para la formación de gobierno pone el foco en dos asuntos capitales para la agenda de comunidades como Galicia en la próxima década, como la lucha contra la despoblación en las zonas rurales donde se quiere potenciar el papel de la mujer. El pacto suscrito para la formación del primer gobierno de coalición de izquierdas en España desde la Transición también incluye medidas y planes en sectores y cuestiones vitales para estas zonas como la industria o el retorno de jóvenes que emigraron del país durante la crisis económica, entre otros.

Los 48 folios donde se contienen los objetivos del nuevo gobierno bipartito de izquierdas están divididos en once capítulos, dos de los cuales recogen iniciativas estrechamente ligadas a la situación actual de estos territorios: la lucha contra el cambio climático y la reversión de la despoblación, políticas que dependerán directamente de la nueva vicepresidencia que Pedro Sánchez ha decidido crear y que estará en manos de Teresa Ribera.

La declaración de intenciones suscrita entre las direcciones del PSOE y de Unidas Podemos "garantiza la transición justa" de forma expresa en el apartado donde esboza las políticas de lucha contra el cambio climático. El primer paso consistirá en la elaboración de "un plan de reforma del Sistema eléctrico que favorezca la transición hacia la descarbonización y unos precios asequibles para el consumidor y las empresas".

El listado de compromisos en materia energética incluye la aprobación del Estatuto del consumidor electrointensivo para "potenciar la competitividad y la eficiencia de las empresas con altos costes energéticos". PSOE y Unidas Podemos vinculan la obtención de las compensaciones y exenciones de pago que recoja dicho Estatuto a que las empresas adquieran el doble compromiso de, por un lado, "mantener y generar empleo" y, por otro, de mejorar su eficiencia energética a través de inversiones.

En la agenda del nuevo bipartito, según recoge de manera textual el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, se subraya: "Desarrollaremos planes de acción urgente, con calendario conocido, de manera que se definan escenarios estables, predecibles y competitivos para estas áreas", prometen ambas organizaciones. El objetivo pasa por crear nuevas oportunidades de empleo alternativo, mediante el fomento de "desarrollo e inversión en innovación y tecnologías verdes, precisamente en las comarcas castigadas por la pérdida de actividad derivada del cierre de las térmicas".

La actuación del Estado contra casos de deslocalizaciones como el de la coruñesa Alcoa es otra de las medidas en las que pretende profundizar el nuevo Gobierno: "Activaremos los recursos del Estado para facilitar la continuidad y permanencia de aquellas empresas que sean una fuente crítica o fundamental de empleo en sus comarcas. Además, impulsaremos la recuperación de zonas desindustrializadas en colaboración con los sectores afectados", recoge el pacto suscrito por los socialistas con Unidas Podemos.

El primer pacto para formar un gobierno de coalición entre dos partidos de la izquierda ratifica la definitiva incorporación a la agenda política de la lucha contra la despoblación, una realidad que tiene en Galicia una de las comunidades autónomas con peor evolución desde hace décadas. PSOE y Unidas Podemos se comprometen de manera genérica a extender a toda la ciudadanía el conjunto de los servicios públicos "al margen del tamaño, la dispersión o el grado de envejecimiento de la población". Y entre las medidas concretas, pretenden dar cobertura de internet, al menos en 3G, "para el 100% de la ciudadanía a un precio asequible".

El aumento de la inversión en cercanías ferroviarias y culminar los corredores Atlántico y Mediterráneo figuran en la hoja de ruta para dar respuesta a la crisis demográfica. La atención sanitaria a domicilio cuando no exista un centro local de salud y garantizar la seguridad en pueblos donde hubo recortes debido a la crisis son otras de las iniciativas previstas. El nuevo Gobierno se marca el objetivo de crear oficinas contra la despoblación en "al menos 20 comarcas rurales que requieran una intervención urgente".

La potenciación del papel de la mujer en la zona rural es otra de las ideas fuerza que se repite en varios apartados del acuerdo suscrito por la nueva coalición de izquierdas con medidas como nuevas líneas de apoyo a mujeres emprendedoras en el medio rural o potenciar la titularidad compartida de explotaciones agrarias y facilitar el acceso de la juventud a la tierra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook