23 de enero de 2020
23.01.2020
Política

Iglesias considera "de sentido común" reformar la sedición

Asegura también que ve "razonable" la subida del SMI a 950 euros que le propuso Pedro Sánchez

23.01.2020 | 11:40
Pablo Iglesias.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha mostrado su apoyo a la intención del Gobierno de reformar el Código Penal para rebajar las penas por los delitos de sedición y elevar las de rebelión, ya que considera "de sentido común" adecuar estas penas a los estándares europeos.

En declaraciones en Mediaset, ha remitido a las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sobre este asunto.

Además, Iglesias se ha mostrado muy satisfecho por los logros del Gobierno en estas primeras semanas, especialmente con la subida del salario mínimo, y ha elogiado a todas las partes implicadas en la negociación.

El vicepresidente también ha confesado que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, le propuso subir el salario mínimo con diálogo social a 950 euros en 2020, una cuantía que le pareció "razonable".

Iglesias ha relatado que tras esa propuesta -que, según fuentes conocedoras de la negociación, Pedro Sánchez le hizo en diciembre, antes de la investidura- comenzó un diálogo con los agentes sociales en el que el vicepresidente ha destacado el papel del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

"Yolanda Díaz ha hecho un trabajo excelente, ella es hija de sindicalista y sabe negociar muy bien, los sindicatos han trabajado muy bien... Garamendi ha trabajado de maravilla", ha asegurado este jueves Iglesias, quien, según ha explicitado, tiene un "cierto feeling personal" con el presidente de la CEOE.

La subida, que se adoptará por real decreto sin que sea necesaria la convalidación parlamentaria, se aprobará previsiblemente antes de que acabe el mes, con la intención de que se aplique con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2020.

Ya desde las primeras semanas de diciembre, Pablo Iglesias e Irene Montero se reunieron con grandes empresas, organizaciones y patronales para trasladar las propuestas económicas que querrían abordar en un futuro gobierno de coalición con el PSOE.

Por otra parte, preguntado sobre supuestas diferencias con el PSOE sobre el alcance de los cambios en la reforma laboral, Iglesias ha asegurado que "está firmado en el acuerdo la derogación de la reforma laboral" y ha añadido que "hay que avanzar en las cosas que son de sentido común" y "dar dignidad a los trabajadores".

Iglesias ha reconocido que el Gobierno está limitado por la normativa europea pero aún así -ha remarcado- tiene "márgenes amplios" para intervenir en la política de empleo y fiscal.

"Preparado para el coronavirus"

Iglesias también ha asegurado que el Ministerio de Sanidad esta "en contacto permanente con la Organización Mundial de la Salud" y que España está "preparada" para asumir la hipotética llegada del coronavirus.

En su entrevista en Telecinco, Iglesias ha sostenido que el Ejecutivo está "alerta" después de que el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) señalase que el riesgo de importar casos del nuevo coronavirus detectado en China a Europa es "moderado".

Tres aeropuertos de la Unión Europea tienen conexiones directas con la ciudad china donde se originó el brote, pero hay conexiones de vuelo indirectas con otros aeropuertos comunitarios. El EDC ha advertido de que las próximas celebraciones del Año Nuevo Chino a finales de enero provocarán un aumento del volumen de viajes hacia y desde China, y también dentro del país asiático, "aumentando así la probabilidad de que lleguen a la UE posibles casos".

En este contexto, Iglesias ha sostenido que España cuenta con "los mejores profesionales sanitarios" para "asumir lo que tenga que venir". "Hay tres vuelos de conexión directa con Europa y uno con España. Estamos preparados para la situación que venga", ha insistido.

Así, el vicepresidente ha explicado que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, le ha trasladado que el Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias mantiene una línea de contacto permanente con la OMS.

No reconoce a Guaidó

Además, Pablo Iglesias ha definido al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela --reconocido como presidente interino por España y más de 50 países--, Juan Guaidó, como "un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela" y, en ese sentido, ha señalado que "está bien" que le reciba la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, y no el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El vicepresidente ha asegurado que "la propia oposición" en Venezuela le ha quitado "del cargo de presidente de la Asamblea Nacional", en referencia a la votación que se produjo el 5 de enero en la Asamblea Nacional, en la que el 'chavismo' junto a un sector minoritario de la oposición que ha venido dialogando con el Gobierno de Nicolás Maduro eligió al opositor Luis Parra como presidente de la misma.

En dicha votación no estuvieron presentes ni Guaidó ni el bloque mayoritario de la oposición, a los que las fuerzas de seguridad impidieron el acceso al recinto, por lo que la votación para su reelección como presidente de la Asamblea Nacional tuvo que celebrarse en la sede del diario 'El Nacional'. Dos días después, Guaidó consiguió entrar en la Asamblea y renovar también como "presidente encargado".

En su entrevista ha negado que Podemos le haya pedido a Sánchez que no se reúna con el dirigente venezolano. "No es verdad. De Guaidó solo podemos respetar su decisión de venir o no venir. Si viene, será recibido por la ministra de Exteriores. Es el Gobierno quien ha decidido quién le recibe, y le recibe nada más y nada menos que la ministra de Exteriores", ha explicado.

El objetivo de esa reunión, si se produce, será según Iglesias "trasladar la posición del Gobierno, que es la apuesta por la negociación entre los diferentes actores para lograr una solución política" al conflicto en Venezuela.

Golpes de Estado

"No se va a solucionar con golpes de Estado ni tirando cócteles molotov a la Policía ni desde la crispación. Lo importante es que haya diálogo entre todos los actores políticos. Guaidó es un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela, aunque la propia oposición le haya quitado del cargo de presidente de la Asamblea Nacional", ha asegurado Iglesias.

Preguntado por el hecho de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le reconociera como presidente interino, Iglesias ha dicho que "sí", pero ha insistido en que "es verdad que la oposición venezolana, que es muy compleja, ha puesto a otro al frente de la Asamblea Nacional".

"Eso no es asunto nuestro. Los señores de la Asamblea Nacional harán lo que tengan que hacer. Yo creo que es un actor político importante y que está bien que la ministra de Exteriores le reciba y le transmita que la voluntad de España es contribuir al diálogo entre venezolanos para solucionar por vías democráticas un conflicto", ha apostillado.

Por último, ha insistido una vez más en que Podemos no le ha pedido a Sánchez que no reciba a Guaidó. "En ningún caso. La postura del Gobierno, de todos nosotros, es trabajar por unas relaciones sensatas con América Latina", ha añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook