El juicio contra Ana Julia Quezada, condenada por el asesinato del niño Gabriel Cruz en febrero de 2018, no se repetirá. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) descartó que hubiese parcialidad por parte da la magistrada presidenta del jurado popular, como alegó la defensa y confirmó la pena de prisión permanente revisable que impuso la Audiencia de Almería tras el veredicto del jurado. El alto tribunal desestimó los recursos de la acusación particular y de la Fiscalía y estimó parcialmente el de la defensa, por lo que Quezada fue absuelta de los dos delitos de lesiones psíquicas a los padres del niño, pero se mantiene la condena por dos delitos contra la integridad moral. Los jueces del TSJA calificaron las instrucciones de la magistrada presidenta como "correctas, útiles y adecuadas".