14 de febrero de 2020
14.02.2020

Concedidos permisos a Forn y Bassa para dejar la cárcel varias horas al día

Los exconsellers se benefician de la medida concedida a Sànchez, Cuixart y Forcadell

13.02.2020 | 22:55
Cuixart hace un gesto de alegría al llegar a su empresa.

Las juntas de tratamiento de las prisiones de Lledoners y Puig de Les Basses dieron ayer permiso a los exconsejeros de la Generalitat de Cataluña Joaquim Forn y Dolors Bassa para salir varias horas a la semana de la cárcel con el objetivo de trabajar y cuidar de un familiar de edad avanzada, respectivamente.

Forn y Bassa se suman así, en aplicación del artículo 100.2 del régimen penitenciario, que permite a los reclusos salir a trabajar y a realizar voluntariados, a la situación a la que ya accedieron otros condenados en el juicio del procés como Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Forn, exconsejero de Interior, fue condenado por el Tribunal Supremo a 10 años de prisión por un delito de sedición y está en prisión desde el 2 de noviembre de 2017. La junta de tratamiento decidió que salga cinco días a la semana, de lunes a viernes, doce horas y media por jornada, para ir a trabajar.

Bassa, exconsejera de Trabajo, fue condenada a 12 años por sedición en el mismo juicio y ha intentado anular su condena alegando que la sentencia del Tribunal Supremo la confundía con la también exconsejera Clara Ponsatí. Podrá salir tres días a la semana, ocho horas cada jornada, para cuidar de su madre, de edad avanzada.

En cuanto a Cuixart, presidente de la asociación Òmnium Cultural, salió ayer por la mañana por primera vez de Lledoners en aplicación de su nueva situación carcelaria. Cuixart se dirigió a su empresa a las ocho y cuarto de la mañana y saludó con un "buenos días" a los reporteros gráficos que captaron el momento, antes de entrar en un automóvil.

El destino de Cuixart fue la localidad de Sentmenat, donde se encuentra ubicada la empresa de suministros industriales que dirige, Aranow: Packaging Machinery. A su llegada, que se produjo a las nueve y media de la mañana, fue recibido por un grupo de trabajadores a los que se dirigió con estas palabras: "Seguiremos trabajando por la libertad y la amnistía".

La aplicación del artículo 100.2 del reglamento de prisiones a Sànchez y Cuixart fue decidida el pasado día 6 y abrió una vía que, previsiblemente, se aplicará a todos los condenados por el Supremo en el juicio del procés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook