Los actos del decimosexto aniversario de los atentados del 11-M recordaron ayer a las 192 víctimas en una jornada marcada por la suspensión de actos en Madrid por el coronavirus y que tensada por las críticas de la AVT y el PP a la relación con Bildu del Gobierno de PSOE y Podemos en asuntos como la negociación de Presupuestos o el propio pacto de Gobierno. "No todo vale por un sillón", afirmó la presidenta honorífica de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza. Sus palabras encontraron eco en el líder del PP, Pablo Casado, quien acudió a la celebración del Día de las Víctimas del Terrorismo.