El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden y el senador Bernie Sanders tenían programado para esta pasada madrugada su primer y decisivo cara a cara de las primarias presidenciales demócratas, en un debate sin público debido a la situación de emergencia creada por la propagación mundial del coronavirus.