14 de abril de 2020
14.04.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

El confinamiento redujo un 80% los contagios potenciales de coronavirus

Un estudio dice que los positivos hubieran aumentado de 126.000 a 617.000 el 4 de abril

14.04.2020 | 14:28
Vecinos de San Sebastián en sus balcones.

La declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo ha logrado reducir en un 80% el número de contagios potenciales por coronavirus, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oviedo y la Autónoma de Madrid.

Los investigadores han calculado que, en ausencia del estado de alarma, el número de casos confirmados hubiera aumentado de 126.000 a 617.000 a fecha de 4 de abril, por lo que el confinamiento habría permitido evitar alrededor de 491.000 infecciones confirmadas, según ha explicado este martes la institución académica asturiana en un comunicado.

La investigación concluye que las medidas de confinamiento decretadas el pasado 14 de marzo han beneficiado especialmente a las provincias que están más cerca de los principales epicentros de la COVID-19, ya que el estado de alarma ha roto "el círculo vicioso de contagios" entre distintos territorios.

De igual manera, el estudio pone de manifiesto que se hubiera podido evitar parte de los contagios si las medidas de control asociadas a la declaración de estado de alarma se hubiesen puesto en marcha una semana antes. Así, según sus cálculos, el número de casos confirmados se hubiera reducido a 4 de abril a unos 47.000, es decir, menos de la mitad.

Los investigadores precisan que el inicio e intensidad de las epidemias depende de la movilidad internacional, lo cual sugiere que "las medidas de control de viajeros procedentes de zonas previamente afectadas, como es el caso de Italia, deberían haberse puesto en marcha mucho antes, en línea con las decisiones adoptadas en otros países".

El estudio ha sido elaborado por Luis Orea, investigador del Departamento de Economía y del Grupo de Investigación OEG de la Universidad de Oviedo, e Inmaculada C. Álvarez, investigadora del mencionado Grupo y de la Universidad Autónoma de Madrid.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook