18 de abril de 2020
18.04.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

Sánchez pedirá otra prórroga del estado de alarma pero con salidas limitadas para los niños desde el 27 de abril

El confinamiento se mantendrá hasta el próximo 9 de mayo, aunque los más pequeños podrán salir en una semana con un adulto y medidas de precaución | El presidente del Gobierno ha admitido que no se puede pasar "a la fase dos, a la desescalada" porque los logros son "insuficientes pero sobre todo frágiles"

18.04.2020 | 20:11
Sánchez amplía el estado de alarma hasta el 9 de mayo.
Sánchez pedirá otra prórroga del estado de alarma pero con salidas limitadas para los niños desde el 27 de abril

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que pedirá al Congreso extender el estado de alarma con el confinamiento de la población por la pandemia de coronavirus hasta el próximo 9 de mayo, aunque con un alivio para los niños.

Los más pequeños podrán salir brevemente, acompañados de un adulto y con medidas de precaución, a partir del 27 de abril, explicó Sánchez en una comparecencia televisada.

El líder socialista español ha alabado la "respuesta ejemplar" de la población "en esta situación extrema", respetando un confinamiento en marcha desde el 14 de marzo y con el que "hemos salvado decenas de miles de vidas".

Sánchez anuncia que a partir del 27 de abril se permitirán salidas limitadas para los niños:

Pese a los progresos conseguidos, Sánchez ha admitido que no se puede pasar "a la fase dos, a la desescalada" porque los logros son "insuficientes pero sobre todo frágiles, y no los podemos poner en riesgo con decisiones precipitadas".

No obstante, ha comentado que la nueva prórroga del estado de alarma no será como las anteriores: "Vamos a estar en distintos estados de alarma. Los progresos de estas cinco semanas nos permiten tomar decisiones y vislumbrar esas decisiones", ha dicho.

Así las cosas, España deberá seguir cumpliendo con las seis pautas marcadas por la Organización Mundial de la Salud para lograr la "nueva normalidad", medidas como la de tener controlados e identificados a los infectados por el coronavirus o que el sistema de salud esté en "condiciones" para detectar cada caso nuevo.

Sánchez advierte que el país que nos encontraremos en la desescalada no será el mismo

Así lo ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha enumerado las seis pautas que la Organización Mundial de la Salud dice que hay que cumplir para llegar a la "normalidad".

En primer lugar, ha explicado Sánchez , en relación con la transmisión, tendrán que estar "controlados e identificadas los afectados". "Caminamos en la dirección adecuada para lograrlo", ha añadido.

A esta primera medida le sigue la obligación de que el sistema de salud esté "en condiciones de detectar con tests cada caso de infección" para que cada nuevo infectado pueda que "ser aislado" y se pueda advertir a las personas a las que pudiera haber contagiado.

"Hemos realizado casi un millón de test y hemos suministrado dos millones de test rápidos a las comunidades autónomas para desarrollarlos en aquellos lugares donde pueda haber un potencial contagio, como hospitales o residencias de mayores. Hemos duplicado los tests diarios, de 20.000 a 40.000 diarios para alcanzar este objetivo de la OMS", ha informado.

También, según la OMS, España deberá "tener bajo control" los lugares con un mayor riesgo de infección y máxima vulnerabilidad (hospitales, residencias...).

En cuarto lugar, según ha ido enumerando Sánchez, se deberá implantar un sistema de control de personas procedentes de otras zonas para evitar nuevos contagios importados; y la quinta pauta se refiere al deber de España de "establecer estrictas medidas preventivas en centros de trabajo y en lugares formativos como los centros educativos".

Una tarea que Sánchez ha dicho que el gobierno hará "de la mano" de los agentes sociales y con las comunidades autónomas, en lo referente a los centros educativos.

Sánchez asegura que la desescalada no será "homogénea" en todos los territorios


Por último, la población española "finalmente" deberá disponer de una "información completa", así como tendrá que estar "comprometida" con las reglas de higiene y la distancia social.

"Esto ya lo hacemos y es el compromiso de la sociedad española, que está siendo ejemplar. No tengo duda de que vamos a conseguir los objetivos marcados y vamos a seguir cumpliendo con esa disciplina social. Hoy por hoy estamos en la senda del cumplimiento de estas obligaciones, y no es posible levantar las medidas y pasar a la fase dos de desescalada", ha afirmado.

También ha asegurado que el 42 por ciento de los diagnosticados ya ha superado la COVID-19, una de las tasas más elevadas de los países afectados.

Este sábado además, el ministerio de Sanidad ha informado de 565 nuevos fallecimientos por coronavirus en las últimas 24 horas, hasta alcanzar un total de 20.043 (un 2,9 % más), y de 4.499 nuevos contagios, con lo que ya son 191.726 (1,9% más) las personas que se han infectado en nuestro país desde el inicio de la crisis.

"Reconstrucción es la palabra que nos debe unir a todos"

Sánchez ha señalado además, que se va a esforzar "de corazón" para impulsar la unión económica y social de España una vez superada la fase más dura de la pandemia, y ha extendido su oferta a partidos políticos, administraciones públicas, instituciones y agentes sociales para abordar la reconstrucción del país. "Reconstrucción es la palabra que nos debe unir a todos", ha subrayado.

"Es una situación que nadie con menos de 90 años ha conocido", ha enfatizado Sánchez, y como ejemplo ha citado el reciente informe del FMI, que dibuja un "sombrío" panorama mundial con los mayores retrocesos del PIB desde la Gran Depresión, y para España la mayor caída del crecimiento desde la Guerra Civil. "Nos vamos a encontrar con los estragos de una guerra que libramos sin bombas", ha avisado.

Según Sánchez, se abren dos caminos para afrontar esta situación y que definirán al país en los próximos años o décadas: o división y desánimo o unir fuerzas para acometer unidos el esfuerzo de la reconstrucción.

"Me voy a esforzar de corazón para impulsar la unión económica y social de nuestro país. El virus se combate con unión y sacrificio, por eso hace días propuse unos pactos para la reconstrucción social y eonómica. Deberían sumarse todas las fuerzas, pero también comunidades autónomas, ayuntamientos y otras administraciones, y extenderse a un acuerdo con los agentes sociales", ha señalado.

El presidente ha revelado que ha encontrado una respuesta "receptiva" en la primera ronda de contactos con la mayoría de las fuerzas políticas, y ha destacado que los ayuntamientos serán actores "claves" en la tarea de desescalada y reconstrucción. "Solo hay un camino, el consenso, el diálogo y la unión. Demos lo mejor de nosotros mismos. España es diversa y es plural, una de nuestras principales fortalezas. Reconstrucción: palabra que nos debe unir a todos", ha subrayado.

Relanzar el tejido empresarial

Según ha detallado, la reconstrucción debe abarcar cuatro ámbitos: reconstruir y reforzar el sistema sanitario; el segundo, de ámbito económico, incluirá propuestas de acciones financieras, fiscales y administrativas para reconstruir y relanzar el tejido empresarial y los sectores más afectados por la pandemia (la industria, el turismo, la hostelería y la cultura), así como la creación de empleo, con "especial atención" a las pequeñas y medianas empresas, los trabajadors autónomos y la economía social.

El tercer ámbito es la articulación de medidas de protección social, y el cuarto, la adopción de una posición conjunta de país ante la negociación en la Unión Europea.

"No hay porvenir sin unión. La misma tarea que tenemos en España la tenemos que exigir fuera", ha remarcado Sánchez, para asegurar que la postura del Gobierno de España con respecto a Europa es "firme". "Europa somos todos y ahora es el momento de demostrarlo", ha incidido.

El presidente ha indicado que las reuniones con los líderes europeos están empezando a dar sus frutos, aunque en ocasiones suponen un "pulso tenso", y ha señalado que "sería imperdonable" que la Unión Europea no estuviera a la altura de las circunstancias.

Ha valorado el anuncio de la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Layen, de que cada euro del Presupuesto de la Comisión Europea se destinará a salvar vidas, y ha emplazado a los líderes europeos a seguir avanzando en la reunión del Consejo europeo prevista para el 23 de abril.

"España no debe quedar desprotegida y Europa no debe permitir que el populismo extienda su mensaje de odio hacia la Unión. Nos vamos a recuperar. Igual que comenzamos a parar al país unidos, así saldremos adelante, unidos", ha remachado.

Respecto a la aprobación del ingreso mínimo vital previsto para el mes de mayo, ha remarcado que se trata de un esfuerzo más por no dejar a nadie atrás y un ejercicio de trabajo en tiempo récord, una innovación en política pública, al tratarse de una prestación en un Estado compuesto donde algunas regiones cuentan con una iniciativa similar, lo que añade una complejidad a su diseño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook