13 de mayo de 2020
13.05.2020
La Opinión de A Coruña

El Gobierno sondea a los grupos para una prórroga de la alarma hasta fin de junio

La petición del Ejecutivo de Pedro Sánchez sería de un mes en lugar de quince días para eludir las tensiones políticas por los apoyos hasta completar la desescalada

13.05.2020 | 01:06

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, está sondeando a los grupos para buscar fórmulas legales y parlamentarias que permitan culminar la desescalada, entre las que estaría una prórroga del estado de alarma por un mes y no de quince días como hasta ahora. Fuentes del Ejecutivo confirmaron a Efe los contactos de la vicepresidenta, que se limitan por el momento a explorar las vías con las que acabar la desescalada de la forma más consensuada posible, después de que la votación de la última prórroga de la alarma saliera adelante tras muchas dificultades y una ardua negociación.

La prórroga de un mes no estuvo ayer entre los asuntos sobre los que hablaron el presidente Pedro Sánchez y la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas. El Gobierno quiere que Ciudadanos se quede de forma permanente entre las formaciones políticas que le ayudan a conformar mayorías parlamentarias. Así se lo transmitió Sánchez a Arrimadas, en uno de los primeros encuentros periódicos entre ambos que Ciudadanos exigió como condición para apoyar la prórroga del estado de alarma la pasada semana.

Apoyo de Ciudadanos

El objetivo es que el entendimiento logrado en el contexto de la pandemia se extienda más allá, presupuestos incluidos. Una relación estable con Ciudadanos permitirá al Ejecutivo rebajar su dependencia de ERC y evitar que las tensiones que se generan en el seno del independentismo acaben afectando al Ejecutivo.

Sánchez sabe que necesita a Ciudadanos ante nuevas peticiones de prórroga de la alarma y por eso busca el apoyo de Arrimadas. Su intención es que ese acuerdo tenga un recorrido más largo, como reconoció la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero.

Tras el Consejo de Ministros, Montero explicó ayer que el Gobierno aspira a ampliar sus apoyos parlamentarios, particularmente ante las consecuencias económicas y sociales de la pandemia, y por eso celebran la disposición de Ciudadanos a seguir colaborando en distintas cuestiones.

Y del mismo modo en que insistió en que la prórroga del estado de alarma, que el Ejecutivo sigue defendiendo como el instrumento más "garantista" para luchar contra el coronavirus, necesita del mayor consenso posible, también lo requerirán otras leyes que están por venir, como la de los presupuestos.

Por eso, Montero espera que, "una vez superada esta sacudida" por la pandemia, los partidos "aparquen sus diferencias" y el Ejecutivo pueda contar no solo con los que le apoyaron en la investidura y ya están de forma "habitual" dialogando con la coalición sino también con las formaciones que tienen voluntad de llegar a acuerdos, "especialmente Ciudadanos".

El PP defienden su propio plan alternativo al estado de alarma, el instrumento que ahora usa el Gobierno para limitar libertades y "coartar protestas". Pablo Casado criticó la desescalada, que considera "caótica" y "partidista". El líder popular respaldó a Díaz Ayuso el mismo día en que la oposición reclamaba a la presidenta madrileña explicaciones sobre las condiciones en que ocupa una suite de lujo en el centro de la ciudad.

En una rueda de prensa telemática, Casado insistió en que hay alternativa al estado de alarma en la legislación ordinaria, algo que el Gobierno niega por considerar que ese instrumento constitucional es el único que permite restringir ciertos derechos y mantener la unidad de acción en la desescalada. Casado descarta negociar con el presidente Sánchez el apoyo de su partido a una nueva prórroga del estado de alarma y anticipa la posibilidad de los populares pasen de la abstención al voto en contra cuando la petición del Gobierno llegue al Congreso

El líder del PP insiste en que es necesario "salir cuanto antes de esta excepcionalidad constitucional" y Sánchez tuvo ya "suficiente tiempo" para una desescalada sin "poderes excepcionales", que permite "coartar protestas legítimas". (Vox ha convocado para el sábado 23 de mayo manifestaciones en coches en todas las capitales de provincia). Bajo el lema Activemos España, el plan del PP propone un pacto de Estado por la sanidad, así como la obligatoriedad de las mascarillas para salir a la calle y la ampliación de los ERTE hasta el 31 de diciembre.

Explicaciones de Ayuso

La oposición pidió ayer explicaciones a la presidenta madrileña sobre la suite de lujo que ocupa en el centro de Madrid, en la que estuvo confinada tras ser diagnosticadas de coronavirus y en la que sigue viviendo tras superar la enfermedad.

El Gobierno regional asegura que la Comunidad de Madrid no abona cantidad alguna por el apartotel que usa temporalmente la presidenta madrileña y que es la propia Isabel Díaz Ayuso la que corre con los gastos, según fuentes citada por Efe.

Frente a las críticas de la oposición, que llega a hablar de "presunto cohecho", la empresa propietaria del apartotel ratificaba ayer que Díaz Ayuso pagará "personalmente" la factura de la suite de lujo que ocupa desde el 16 de marzo, ubicada en el centro de Madrid, cerca del Teatro Real, y con un precio de mercado de unos 200 euros al día.

El edificio es propiedad del empresario Kike Sarasola, cuya cadena hotelera, Room Mate, cedió a la comunidad sus seis hoteles en la capital durante la pandemia, cuatro para personal sanitario y otros dos para personas mayores sin coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook