14 de mayo de 2020
14.05.2020
La Opinión de A Coruña

El Gobierno propone cambios legislativos para suplir la alarma tras la desescalada

"Hasta aquí hemos llegado", replica Casado para dejar constancia de su retirada de respaldo ante nuevas medidas - El presidente deberá buscar nuevos aliados

14.05.2020 | 01:12
El líder del Partido Popular, Pablo Casado.

El Gobierno propondrá introducir modificaciones legislativas en la normativa sanitaria que garanticen la unidad de acción frente a la pandemia tras la desescalada sin recurrir al estado de alarma. Esa es una de la propuestas que hará a la oposición tras solicitar una nueva prórroga de ese instrumento constitucional de un mes, hasta finales de junio, cuando se supone que en la mayoría del territorio español estaría completada la salida del confinamiento. El presidente Sánchez anunció este propósito por la mañana en el Congreso. "Hasta aquí hemos llegado, hemos apoyado dos meses para salvar vidas, pero no le volveremos a apoyar para arruinar España", respondió Pablo Casado como cabeza del principal grupo de la oposición parlamentaria.

El Gobierno no quiere volver a vivir el desasosiego de la semana pasada, cuando la descoordinación con sus socios parlamentarios puso en juego la votación de la cuarta prórroga del estado de alarma. El Ejecutivo salvó el plantón de ERC gracias a un pacto de última hora con Ciudadanos, pero no quiere exponerse al mismo vértigo cada quince días en el Congreso de los Diputados para pedir nuevas ampliaciones hasta que termine la desescalada. Consciente de la erosión política que puede conllevar la pérdida de apoyos progresiva, el Ejecutivo cambia de estrategia. La vicepresidenta Calvo es, entre otras, la encargada por Sánchez para sondear a sus aliados de cara a validar una prórroga de un mes que, además, será diferente. Los detalles que marcarán esa diferencia están por concretar y dependerán de la negociación con el resto de los partidos.

Otra alarma

"Queremos transitar a la nueva normalidad con un estado de alarma distinto, porque efectivamente es muy distinta la situación a hace ocho semanas. Y a partir de ahí, se tiene que abrir un debate político en esta Cámara para ver cómo podemos reforzar esos mecanismos de coordinación entre los distintos niveles de la administración para que, efectivamente, esos rebrotes, si se dan, sean lo más leves posible", expuso ayer Sánchez en la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

El presidente quiere garantizar que la alarma sigue vigente durante la desescalada, pero es consciente de que tiene que ofrecer a sus aliados algunas concesiones para que esa prórroga sea, esta vez, del doble de tiempo, un mes, y llegue hasta finales de junio.

El Gobierno no espera respaldo alguno del PP y el líder de los conservadores, Pablo Casado, dejó claro que hace bien en no albergar expectativas en su partido. "Hasta aquí hemos llegado", dijo, "hemos apoyado dos meses para salvar vidas, pero no le volveremos a apoyar para arruinar España", sentenció. El jefe de la oposición volvió a preguntar a Sánchez si va a pedir el rescate de España a Bruselas y cuestionó su capacidad para salvar al país de los efectos de una nueva crisis.

En el Senado

La vicepresidenta Calvo, quien ya inició contactos con la oposición, fue más explícita en la Comisión Constitucional del Senado al reclamar consenso político para una reforma legislativa que permita afrontar la pandemia en el futuro. Carmen Calvo se refirió una "reforma de algunos elementos importantes de la legislación básica del Estado", que el Ejecutivo quiere afrontar "con mucha rapidez", con el propósito de levantar el estado de alarma "en cuanto termine la desescalada". "Tenemos que pertrecharnos para pasar el verano y naturalmente el otoño, por si existe un repunte o una vuelta de la intensidad del Covid-19 en unas condiciones que ya no tenga que ser utilizable el artículo 116 de la Constitución", el que regula el estado de alarma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook