15 de mayo de 2020
15.05.2020
La Opinión de A Coruña

La comisión del Congreso para la Reconstrucción arranca con un insólito consenso

Los grupos pactan dejar en 40 los más de 300 comparecientes propuestos al inicio

15.05.2020 | 01:12
La comisión del Congreso para la Reconstrucción arranca con un insólito consenso

Los grupos de izquierda y de derecha protagonizaron ayer en el Congreso una inusual demostración de unidad al pactar la lista de 40 comparecientes que acudirán a la nueva comisión para la Reconstrucción post Covid-19, además de acordar la documentación con la que se trabajará.

El presidente de la Comisión, el socialista Patxi López, expuso que la intención de esta comisión encargada de trazar políticas para superar las crisis sanitaria es comenzar los trabajos la semana que viene.

Los grupos propusieron una relación de más de 300 comparecientes. López pidió un esfuerzo de concreción ante la imposibilidad de encajar tantas intervenciones en los dos meses que la comisión tiene como primer plazo. Al final, PSOE, PP, Vox, Unidas Podemos, ERC, Cs y PNV se han puesto de acuerdo para pactar un listado de 40. Esta propuesta obtuvo en la Comisión, donde se vota de modo ponderado, 321 síes y únicamente 16 abstenciones, provenientes de los partidos minoritarios, pues por regla general sus propuestas de comparecencia no fueron aceptadas.

Cuatro grupos de trabajo

Además quedaron ultimados los grupos de trabajo. Serán cuatro: modelo sanitario, reactivación económica, políticas sociales y de cuidados y el papel de la Unión Europea.

Los coordinadores de estos grupos serán Isabel Borrego, del PP (modelo sanitario); Mari Luz Martínez Seijo (reactivación económica), Enrique Santiago (políticas sociales) y Guillermo Mariscal (UE).

El calendario que se impuso finalmente fue el que sugería el grupo socialista con el apoyo de Unidas Podemos, al que se sumó Ciudadanos. Aquí la votación resultó más equilibrada, pero ni el PP ni Vox lanzaron duros reproches. Ambos grupos postularon un tipo de calendario muy exigente, ya que implicaba celebrar sesiones cuatro días a la semana, incluidos los sábados. En cambio, PSOE y UP abogaron por ser más flexibles, y así habrá cuatro semanas para acoger las sesiones de trabajo, lo que significa que se prolongarán hasta el 5 de junio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook