Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno, propondrá la creación de un impuesto a las grandes fortunas que grave los patrimonios superiores a un millón de euros. Los morados tratan plantean un tributo que sustituya al actual de patrimonio, y que no pueda bonificarse por las comunidades autónomas.

La formación estima que con este gravamen se podrían recaudar en torno a 11.000 millones de euros (el 1% del PIB). Sería progresivo: Unidas Podemos propone gravar con un 2% a los patrimonios netos a partir de un millón de euros; 2,5% a partir de 10 millones; 3% a partir de 50 millones, y 3,5% a partir de 100 millones. Quedaría exenta de la tasa la vivienda habitual hasta 400.000 euros.

Unidas Podemos justifica la necesidad de este impuesto en la crisis provocada por el Covid-19, pero también por el aumento de la desigualdad de renta producida en la década anterior, que ha provocado "una fuerte concentración de la riqueza". "El 1% de la población con mayor patrimonio acapara una cuarta parte de la riqueza del país, mientras que el 20% más pobre solo posee el 0,1%", argumentan.