La Guardia Civil ha redactado una instrucción para la protección por sus agentes del chalet del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y su familia para evitar pintadas, colocación de banderas u otros objetos y daños en la finca y en sus alrededores.

Consta así en una instrucción de la compañía de la Guardia Civil en San Lorenzo de El Escorial, a la que ayer tuvo acceso Efe, destinada a los agentes que protegen la vivienda, ubicada en la localidad madrileña de Galapagar.

Además de proteger a las autoridades (Iglesias y su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero) y al resto de los residentes, la instrucción ordena evitar actos de intrusión en la propiedad, incluido el lanzamiento de objetos u otros actos que incidan en el interior del muro.

También pide a los agentes "evitar daños a la finca, incluido pintadas, o la colocación de cualquier otro elemento en el vallado/muro exterior, calles circundantes o aledañas (como pancartas, cartelería, banderas o cualquier otro elemento físico que contenga simbología, reivindicaciones, reclamaciones, etc.).

Ordena, asimismo, evitar que "personas se planten o concentren en el tramo de las calles que circundan el vallado/muro del domicilio, situándolas fuera del espacio", según figura en la instrucción, fechada el 13 de marzo pasado en coincidencia con el estado de alarma.