Vox presidirá la comisión para la reconstrucción en Andalucía con el respaldo de PP y Ciudadanos. Con ello, la alianza de partidos que propugnó el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, para mitigar el impacto de la crisis salta en pedazos antes de empezar a andar.

Vox rechazó constituir esta comisión y el acuerdo entre PP y Cs para darle la presidencia a la ultraderecha tiene como principal objetivo cerrar el paso a que el PSOE asuma ese cometido. Los socialistas y Adelante Andalucía decidieron abandonar el grupo de trabajo. PP y Cs atribuyen la salida a un berrinche por no conseguir el control del grupo de trabajo, pese a que este bloque propuso en un último intento de acuerdo que la presidencia fuera para la formación naranja.