El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, remitió ayer a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el suplicatorio para continuar la causa contra la diputada de Junts per Catalunya (JxC) Laura Borràs, por supuestas adjudicaciones irregulares.

Borràs rechazó declarar de forma voluntaria como investigada por los supuestos delitos de prevaricación, fraude a la Administración, malversación y falsedad documental, lo que llevó al presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, a remitir el pasado viernes un oficio a Lesmes para que solicitara el suplicatorio al Congreso.

ERC no ha decidido el sentido de su voto sobre el suplicatorio de Borràs. Pero su secretaria general adjunta y portavoz, Marta Vilalta, reclamó que la diputada de JxC aclare los hechos con el argumento de que no se puede "tener ni una brizna de tolerancia con la corrupción", con la que el independentismo debe evitar cualquier contacto.

Con todo, Vilalta deseó que ERC pueda "superar la etapa de recelos" con JxC, para poder gobernar tras la pandemia.