El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, presentó ayer la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Guardia Civil en Madrid como una "remodelación" entre el personal de confianza y evitó de esta manera relacionarlo con la investigación judicial sobre la posible relación de la manifestación del 8-M y el inicio del contagio del coronavirus, así como con la dimisión del DAO de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, considerado número 2 del cuerpo. En un comparecencia de prensa tras el Consejo de Ministros a la que se sumó a última hora, Grande-Marlaska anunció que se llevará a cabo el pago de 247 millones del tercer y último tramo del acuerdo de equiparación salarial, subrayando que era algo previsto y que se aprueba con un "esfuerzo ímprobo" debido a la factura de la crisis sanitaria. También lo justificó el ministro en que "la sociedad reconoce el trabajo, responsabilidad y profesionalidad" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En su intervención inicial, antes de las preguntas de la prensa, Grande-Marlaska comentó el cese del coronel Pérez de los Cobos y la dimisión del DAO de la Guardia Civil, que asumirá el general Pablo Salas, hasta ahora jefe de los Servicios de Información. En concreto, habló de "un nuevo impulso" del Instituto Armado y lo ha ligado todo a la política de remodelación de equipos que inició en enero con la segunda investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

"Pérdida de confianza"

Fuentes de Interior comentaron el día anterior que el cese de Pérez de los Cobos se debía a una pérdida de confianza. El coronel fue coordinador del dispositivo del 1-O en Cataluña y estaba ahora al frente de la Comandancia que investiga por orden judicial el inicio del contagio de Covid-19 y la posible relación de la manifestación del 8-M con la expansión del virus en Madrid. Ayer, Grande-Marlaska afirmó que la sustitución es "únicamente por la política razonable de constitución de nuevos equipos en el ámbito de personal de confianza". Es más, tras destacar la trayectoria de Pérez de los Cobos y también del DAO saliente, Grande-Marlaska pidió que no se vincule el cese del coronel "con ninguna relación o circunstancia extraña".

"No es perder la confianza ni no perder la confianza", señaló el ministro, para subrayar que la decisión es del equipo de Interior, en particular de la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, y del secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez.

Grande-Marlaska defendió su trayectoria de treinta años como juez para negar que pidiera a Pérez de los Cobos el informe sobre el 8-M que envió a la causa que instruye la juez Carmen Rodríguez-Medel. "No tengo el informe", dijo en respuesta a una pregunta de la prensa en la que añadió que "siempre" ha tenido muy clara "la función del juez y de otros poderes del Estado".

La jueza de Madrid que investiga el inicio del contagio remitió el lunes un escrito al número dos de Marlaska, el secretario de Estado de Seguridad, avisándole de que puede haber "consecuencias penales" si no se respeta la independencia de la Policía Judicial y su orden de que solo se reporten las novedades a ella. "Con más de 30 años en la judicatura, sé perfectamente cuál es la competencia de un ministro, de un juez. Hay una palabra que no la conjugo: injerencia es la palabra que no conjugaré nunca", defendió Grande-Marlaska.

Nuevo director operativo

El máximo responsable de la Jefatura de Información de la Guardia Civil será nombrado director adjunto operativo (DAO) después de haber dedicado 40 años al instituto armado, en los que se ha destacado en la lucha contra ETA y ha recibido numerosas condecoraciones.

Marlaska resaltó de manera especial" la contribución de Salas en la lucha contra ETA, especialmente en la detención del histórico dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea Bengoechea, alias Josu Ternera, el año pasado en Francia.

Pablo Salas inició su andadura como teniente en la Benemérita en 1981 después de cursar sus estudios en la Academia General Militar de Zaragoza y en la Academia Especial de la Guardia Civil. A lo largo de estas cuatro décadas de servicio, el teniente general ocupó diversos destinos, entre los que se encuentran la Comandancia de Vizcaya (Rural y Tráfico), la Unidad de Servicios Especiales, la Secretaria de Estado de Seguridad, la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas del Ceseden o la Zona de Madrid.