Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del PP en el Congreso, lanzó ayer duras acusaciones contra el vicepresidente Iglesias, al que vinculó con la "aristocracia del crimen político" en su condición de "hijo de un terrorista". El martes, el PP modificó sus preguntas en la sesión de control en el Congreso para apretar al titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la crisis en la Guardia Civil. En la sede de Génova, la estrategia estaba clara: ahondar en el escándalo del cese del coronel Diego Pérez de los Cobos y presionar al Gobierno.

Sin embargo, ayer el PP se llevó otro titular que desvió la atención y truncó su afán del día. En un cara a cara con el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, la portavoz popular, Cayetana Álvarez de Toledo, atacó a Iglesias. Durante una interpelación sobre los acuerdos entre el Ejecutivo y el "nacionalismo radical", en la que afirmó que Iglesias tiene "un plan contra la democracia", achacó al vicepresidente: "Usted es el hijo de un terrorista" en referencia a Francisco Javier Iglesias fue militante del FRAP, aunque el padre del líder de Podemos no participó en ningún atentado. Iglesias anunció que pedirá a su padre que presente una querella.