El presidente del PP, Pablo Casado, denunció ayer ante responsables de asociaciones de la Guardia Civil las "injerencias" en la Benemérita y en el Poder Judicial que está realizando el Gobierno de Pedro Sánchez. "Es una caza de brujas", afirmó rotundamente al término del encuentro con la portavoz del PP en el Comisión de Interior en el Congreso, Ana Vázquez.

Pablo Casado ya acusó la noche del miércoles al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de seguir con la "purga" en el Instituto Armado por "cesar" a Fernando Santafé tras la dimisión del director adjunto operativo (DAO), el teniente general Laurentino Ceña --que ayer se despidió de Margarita Robles, ministra de Defensa, y del propio Marlaska--, y el cese de Diego Pérez de los Cobos como jefe de la comandancia de la Guardia Civil en Madrid.

En medio de la polémica abierta en el Ministerio del Interior, Pablo Casado se reunió en la sede del PP madrileña con representantes de una decena de asociaciones profesionales de la Guardia Civil, una cita en la que estuvo acompañado por la propia Ana Vázquez y por el secretario de Justicia e Interior de su formación, Enrique López.

Al término del encuentro, en un audio difundido por el servicio de prensa de los populares, Vázquez expresó su apoyo al instituto armado ante las "purgas" y se preguntó qué más tiene que pasar para que el ministro dimita de su cargo. "Marlaska no puede seguir ni un minuto más como ministro. Por dignidad, que quite las manos de la Guardia Civil y que se vaya a su casa", enfatizó.