El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, aseguró que la incorporación del expresidente de la Generalitat José Montilla al consejo de administración en Enagás "no es una puerta giratoria", porque fue ministro hace catorce años y dejó de ser presidente hace diez.

"Me parece razonable que utilice la oficina de expresidente, no creo que se deba reformular la ley para los expresidentes", sostuvo ayer Iceta en una entrevista en TV3 recogida por Europa Press.

Defendió que Montilla no tendría que renunciar a la oficina de expresidente, porque "será expresidente siempre", y se mostró favorable a que mientras perciba ingresos de una empresa deje de percibir su pensión.

El grupo de CatECP en el Parlament ha propuesto dos modificaciones de ley para hacer incompatible la oficina de expresidente de la Generalitat con la actividad laboral en el ámbito privado, y para evitar que "puedan conseguir un asiento en los consejos de administración de las empresas del Ibex 35".