06 de junio de 2020
06.06.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

Madrid "nunca" aplicó el polémico borrador de traslados de ancianos

El consejero de Sanidad afirma que hicieron "lo humanamente posible" para atender a los enfermos

06.06.2020 | 14:50
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que el borrador de protocolo que apuntaba a criterios restrictivos de traslado de residentes a hospitales "nunca" se aplicó, como revela que en el pico de incidencia del coronavirus se acometieran casi 500 derivaciones.

"Se hizo lo humanamente posible para atender a los ancianos", ha enfatizado Escudero en declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, para subrayar que no se dejó de trasladar a usuarios de residencias, pues en la semana del 18 al 25 de marzo se elaboraron hasta seis borradores del citado protocolo y que en ese periodo se acometieron un total de 493 traslados. Por tanto, Escudero ha aseverado que la realidad de esta polémica es que "nunca" se dejaron de derivar a pacientes de residencias, tal y como pautaban los criterios clínicos de los geriatras.

El consejero de Sanidad ha enfatizado que esos días en los que se trabajaba sobre ese protocolo fueron los "más duros" de la pandemia en Madrid "en cualquier ámbito" con multitud de fallecimientos en hospitales, residencias y en los propios domicilios. "Hubo multitud de muertes en todos los ámbitos".

Respecto a las residencias y el protocolo de actuación, Escudero ha dicho que hubo seis borradores en esos días, incluido el que ha generado "más revuelo" porque se envió por error a los centros, y que hasta que fue el día 25 de marzo no se acordó el texto definitivo entre Sanidad y Políticas Sociales, que fue el válido. En consecuencia, ha insistido que ese borrador "nunca" se aplicó y sí se siguió el criterio de los geriatras de enlace, que son "siempre, con criterios clínicos".

Respecto a la actitud de Reyero, el consejero de Sanidad ha asegurado que "no hablaría tanto de traición", como manifestó ayer, sino de "decepción" al ver que unas comunicaciones internas se filtran a medios de comunicación. A su juicio, esa no es la manera "más adecuada" de "fortalecer" el trabajo conjunto de ambos departamentos". "Yo no lo hubiera hecho jamás", ha zanjado Escudero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook