08 de junio de 2020
08.06.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

Casado acusa al Gobierno de "intentar ocultar" 16.000 fallecidos

El Partido Popular pedirá en el Congreso que se cree una oficina nacional de atención a las víctimas del coronavirus

08.06.2020 | 15:19
Casado acusa al Gobierno de "intentar ocultar" 16.000 fallecidos
Casado acusa al Gobierno de "intentar ocultar" 16.000 fallecidos

El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado este lunes que el miércoles pedirá al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso que se cree una oficina nacional de atención a las víctimas del coronavirus desde la que centralizar la atención a este colectivo.

En una intervención ante la Junta Directiva Nacional del partido, ha considerado que el Gobierno "intenta ocultar" hasta 16.000 fallecidos y ha situado la cifra real en más de 44.000 muertos por el coronavirus, frente a los 27.000 oficiales, y ha instado a fijar una fecha anual de conmemoración por las víctimas.

Esta oficina también deberá ocuparse de organizar el homenaje de Estado y el monumento en Madrid en su memoria, aparte de ayudar a los familiares y los enfermos que tengan que vivir con secuelas, como dar apoyo psicológico, así como avanzar en las medidas que ha propuesto el PP en este sentido, como la exención del impuesto de sucesiones para los que han resultado afectados.

Ni "duros ni blandos"

Por otro lado, Casado ha vuelto a reivindicar este lunes que su partido es "moderado" y "centrado" frente a la "crispación" que cree que quiere imponer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha vuelto a rechazar que haya en el seno de la formación "duros y blandos".

"No hay un Partido Popular duro ni un Partido Popular blando. Hay un único Partido Popular", ha vuelto a citar Casado, criticando, al igual que entonces, a quien pretende crear la idea de que el problema del PP es "una tensión entre radicalidad y moderación, entre halcones y palomas".

A su juicio, ya entonces era una "debate falso" y cinco meses después toda esta defensa no solo "sigue en vigor", sino que ha cobrado "aún más sentido", frente a un Gobierno de coalición que cree que trata de engañar con su "estrategia de división".

"No nos mueve el odio hacia nada ni hacia nadie: nos mueve el amor a la vida y al futuro de los españoles", ha dicho Casado, quien ha insistido en que la responsabilidad del PP no es solo hacer oposición sino "construir una alternativa política" para preparar su llegada al Gobierno.

Para conseguir este objetivo, el PP no necesita meterse en "ninguna habitación del pánico" ni en "ninguna trinchera", ha puntualizado, solo salir a la conquista de una "nueva mayoría social" con un proyecto político renovado y un partido "ampliado" para hacerlo "más atractivo".

Ha advertido de que no se trata de hacer las cosas "contra nadie" ni tampoco de "gritar más fuerte", como otros partidos, sino de convertir al PP en el "punto de unión" de toda la gente que ama a España y ocupar lo que ha denominado "centralidad".

Para Casado, la receta es hacer una oposición "sin estridencias, ni excentricidades" frente a un Sánchez que preside "el Gobierno más ultra" y ha empezado a "bombear la receta de la crispación" como hicieron Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, para hacer aparecer al PP como una derecha "dura y crispadora".

El líder de la oposición ha asegurado que siempre ha tenido la mano tendida al presidente del Gobierno para llegar a acuerdos de Estado, y Sánchez no ha respondido, además de que lleva dos años "sin proponer nada".

En la Junta Directiva han intervenido varios de los barones regionales del partido, empezando por el presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, quien ha puesto en valor el papel del PP como partido de Estado durante esta crisis y, sobre todo, la labor desarrollada por los presidentes autonómicos. Según fuentes del partido, en sus palabras ha resaltado que el PP es la alternativa al actual Gobierno de coalición.

Además, tanto Feijóo como el candidato vasco Carlos Iturgaiz, que se enfrentan a elecciones autonómicas en sus respectivos territorios el próximo 12 de julio, han destacado la colaboración con la dirección nacional del partido.

Iturgaiz ha atribuido al lehendakari, Íñigo Urkullu, la "corresponsabilidad" de la "mala" gestión del Gobierno durante la crisis del coronavirus, ya que Sánchez es presidente gracias al PNV.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha hablado para dar las gracias al líder del partido y a la dirección nacional, han asegurado las mismas fuentes. "Somos un gran equipo y vamos en el camino correcto pese a los ataques de la izquierda", ha dicho Ayuso.

Las intervenciones de los barones regionales se han producido después del discurso de Casado y del informe de gestión del secretario general, Teodoro García Egea, quien ha valorado el trabajo de las vicesecretarías y de los grupos parlamentarios durante las crisis y ha agradecido al partido su trabajo y coordinación.

También han tomado la palabra la presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, para agradecer el papel de las gestoras tras dar autorización la Junta Directiva a la convocatoria de congresos provinciales y locales en esta comunidad, y los alcaldes de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Badalona, Xavier Albiol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook