15 de junio de 2020
15.06.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

La ayuda para comprar un coche nuevo será de entre 400 y 4.000 euros

El presidente Sánchez pone el plan de automoción como ejemplo de unidad para la legislatura

15.06.2020 | 12:50
La ayuda para comprar un coche nuevo será de entre 400 y 4.000 euros

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que el Plan de Impulso a la Cadena de Valor de la Automoción, que se aprobará en el Consejo de Ministros de este martes, ha nacido de la "unidad" entre el sector, los agentes sociales y la Administración y ha destacado que el objetivo es proteger a un sector "estratégico" para la economía nacional que se ha visto muy afectado por la crisis del coronavirus.

"Es un plan que nace de la unidad y que permitirá una recuperación más rápida y efectiva de esta crisis. Aspiro a que esta unidad impere en la legislatura", subrayó Sánchez.

En el marco de la presentación del plan integral de apoyo al sector del automóvil, dotado con un presupuesto de casi 3.750 millones de euros, el jefe del Ejecutivo resaltó que el automóvil representa más del 10% del PIB nacional y da empleo de forma directa a 650.000 personas e indirecta a más de dos millones de personas.

Durante la presentación del Plan estuvieron presentes las vicepresidentas Nadia Calviño y Teresa Ribera y los ministros José Luis Ábalos, Reyes Maroto y Pedro Duque, así como los representantes de las asociaciones del sector y de los sindicatos.

"Es un sector estratégico para la economía y para el bienestar y el progreso del país", apuntó, al tiempo que recordó que desde el Gobierno han mostrado su apoyo "desde el principio" a esta industria y resaltó que este "plan de choque" nace bajo su compromiso de hacer "lo que haga falta" para amortiguar las pérdidas registradas por la automoción con motivo de la restricción de la movilidad por el Covid-19.

Cinco pilares

No obstante, el presidente del Gobierno señaló que también sirve para mirar al futuro y para perfilar lo que debe ser la industria del automóvil "del mañana", que se verá reforzada de la mano de la electrificación y de la digitalización, en el marco de la transición ecológica justa.

"El sector está comprometido con esta transición, y este plan es un ejemplo claro del compromiso del Gobierno con el sector", aseguró, al tiempo que afirmó que para que la industria de la automoción siga siendo competitiva se tiene que adaptar a las nuevas demandas del mercado y al desafío de la descarbonización de la movilidad.

Sánchez apuntó que el plan se basa en cinco pilares estratégicos, como son la renovación del parque, las inversiones y las reformas normativas, la I+D+i, la fiscalidad y también las medidas de formación y cualificación.

Así, resaltó que se destinarán 300 millones de euros a la renovación del parque público, así como 250 millones para renovar el parque automovilístico español hacia uno más limpio, 415 millones para I+D+i, 2.690 millones a inversiones para toda la cadena de valor y 90 millones en materia de formación.

Además, el jefe del Ejecutivo destacó que el esfuerzo del Gobierno de cara al automóvil "no acaba" con este programa, sino que indicó que se está trabajando en un "gran plan" de inversiones y reformas que se va a presentar en Bruselas, en el marco del fondo de recuperación, y que incluirá dotaciones de apoyo a la transformación.

"Enhorabuena a todos por este plan que se realiza con las instituciones de la mano del sector, que es el fruto de una industria que crea empleo de calidad y aporta valor añadido a la sociedad y que ayudará a cuidar nuestro planeta", finalizó Sánchez.

4.000 euros por comprar un coche 'Cero'

El Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, presentado este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, contempla ayudas a clientes particulares de 4.000 euros a la adquisición de un vehículo con etiqueta 'Cero' y de hasta 800 euros en caso de comprar un coche de combustión.

Los 230 millones de euros destinados a la renovación del parque móvil se repartirán siguiendo el criterio de neutralidad tecnológica y siempre que se achatarre un turismo de al menos diez años de antigüedad y de siete años, en caso de ser un vehículo comercial. Dichos modelos tendrán que tener en vigor la ITV y el titular debe ser el beneficiario de la ayuda o un familiar de primer grado.

En el caso de los turismos, se limita a modelos con energías alternativas o que cuenten con las etiquetas A o B y que tengan unas emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de menos de 120 gramos por kilómetro, cifra que se eleva a 155 gramos para los vehículos comerciales ligeros.

Las ayudas priorizarán los modelos más eficientes, de forma que la adquisición de turismos con etiqueta 'Cero' por parte de particulares o autónomos se subvencionará con 4.000 euros, mientras que si se compra un modelo 'Eco' se recibirán entre 600 y 1.000 euros y entre 400 y 800 euros si se adquiere un modelo con etiqueta 'C' (combustión).

En el caso de las pymes, las ayudas son de 3.200 euros para los 'Cero', de entre 500 y 800 euros para los 'Eco' y de entre 350 y 650 euros para los 'C', mientras que las grandes empresas recibirán 2.800 euros en el primer caso, entre 450 y 700 en el segundo y entre 300 y 550 euros en el tercero.

El borrador indica que estas cuantías aumentarían en 500 euros siempre que el destinatario sea una persona con una renta inferior al percentil 40 de renta o con movilidad reducida, así como si el vehículo a achatarrar tiene más de 20 años.

En cuanto a los incentivos a la compra de vehículos comerciales ligeros de hasta 2.500 kilogramos, las ayudas a modelos 'Cero' variarán entre 2.800 y 4.000 euros, entre 850 y 1.200 euros las de los 'Eco' y entre 700 y 1.000 euros las de los 'C'.

Por su parte, los incentivos a la compra de comerciales pesados son de entre 2.800 y 4.000 euros para los 'Cero', de entre 1.900 y 2.700 euros para los modelos 'Eco' y de entre 1.500 y 2.100 euros para los C'.

El precio de los turismos no podrá superar los 35.000 euros si se quieren recibir las ayudas, una cifra que se eleva a 45.000 euros en el caso de personas con movilidad reducida o que se compren coches con etiqueta 'Cero'.

Coches usados


Entre las principales novedades de este programa, según el borrador, destaca que se permitirá la adquisición de vehículos usados de menos de un año, a contar desde marzo de 2020, como una medida que busca ayudar a los concesionarios a dar salida a los vehículos automatriculados durante el período de confinamiento.

El sector del automóvil tendrá que hacer un descuento obligatorio y de la misma cuantía de lo que aporte el Estado, excepto en los casos de los vehículos 'Cero', que el importe aportado por el sector será de 1.000 euros.

Por su parte, para la adquisición de vehículos industriales y autobuses las ayudas oscilarán entre los 2.000 y los 4.000 euros. Con un límite de un vehículo por beneficiario y de 30 para las personas jurídicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook