La Fiscalía Anticorrupción ha formulado su primera petición de condena para el excomisario José Villarejo, para el que pide 57 años de cárcel por el encargo que hizo para el bufete de abogados Herrero & Asociados y que consistió en espiar a un despacho rival, Balder Ip Law.

En esta pieza, la número 2 del caso Tándem, los fiscales acusan por cohecho, tráfico de influencias, revelación de secretos y falsedad en documento mercantil, además de a Villarejo, a otras trece personas, entre ellas su esposa, Gema Alcalá, para la que piden 50 años, y el comisario Enrique García Castaño, que se enfrenta a 52 años.

Según el auto de procesamiento que el juez Manuel García Castellón dictó el 7 de mayo y del que ayer informó El Mundo, los hechos parten de las sospechas de Herrero y Asociados de que antiguos empleados estuvieran dando información a sus rivales para sustraerles clientes, al estar el bufete Balder Ip Law "en el mismo edificio".