La Guardia Civil dejó ayer en libertad al supuesto autor del vídeo grabado en una galería de tiro de Málaga, detenido horas antes, tras hacerse virales las imágenes en las que se ve cómo dispara a unas fotografías de miembros del Gobierno, tales como el presidente, Pedro Sánchez, o el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

El detenido, un taxista y exmilitar, fue arrestado en La Cala del Moral, en el municipio malagueño de Rincón de la Victoria. Fue la Policía Nacional la que identificó la galería de tiro, perteneciente a una armería deportiva y situada en Málaga capital, desde la que el exmilitar disparabaa con las imágenes de diana.

El Ministerio del Interior indicó el pasado jueves que las fuerzas de seguridad habían abierto una investigación y que, "como sucede en hechos que pueden revestir caracteres de delito, pueden actuar de oficio para identificar a los autores". Aunque usuarios de Twitter aseguraban que el arma utilizada podía ser una de las "que usa la Policía", la investigación inicial rechazó este extremo.