21 de junio de 2020
21.06.2020
La Opinión de A Coruña

Sánchez despide la alarma reclamando al PP apoyo en la UE y que deje la crispación

El presidente anuncia la creación de una "reserva estratégica" del Estado con material sanitario que se sumará al de las autonomías para hacer frente a la pandemia

21.06.2020 | 00:47
Pedro Sánchez, ayer, en la Moncloa.

Pedro Sánchez hizo ayer una declaración institucional en la Moncloa, pocas horas antes de que, a medianoche, acabara el estado de alarma. El jefe del Ejecutivo agradeció la "ejemplaridad" de los españoles durante estas semanas de "momentos oscuros", en las que el coronavirus ha causado la muerte de, al menos, 28.322 personas.

El presidente quiso cerrar este periodo excepcional con una advertencia a la sociedad y una petición a los políticos. Primero, reclamó responsabilidad ciudadana para evitar los contagios. "El virus puede volver y puede sacudirnos de nuevo en una segunda ola. Hay que evitarlo a toda costa", advirtió. Y, después, instó a los partidos a abandonar las "formas crispadas y broncas" para "hacer un país mejor, más justo, más vivible". "Gastamos demasiadas energías en crear diferencias, divisiones, confrontación entre nosotros", lamentó. No citó a ninguna formación, pero se sobreentendió que su mensaje iba dirigido al PP.

En su discurso, tras el cual no se abrió un turno de preguntas, Sánchez solicitó a los grupos políticos que respalden la posición del Gobierno en las negociaciones en la UE para distribuir los 750.000 millones destinados a afrontar las consecuencias del Covid-19. En este contexto, anunció que, en los próximos días, informará a los dirigentes de las distintas formaciones sobre el desarrollo de las negociaciones con los socios europeos y les solicitará "un respaldo activo".

El PP ha defendido que Bruselas ponga condiciones al Gobierno español para conceder esas ayudas. "Europa debe vernos unidos", dijo ayer Sánchez, antes de repetir en varias ocasiones que "España debe entenderse con España".

A su juicio, los miembros de la UE son conscientes de que no se puede responder a la crisis económica provocada por el virus con el modelo de austeridad extrema de 2008, sino con políticas de estímulo: "De la pandemia emerge también una nueva Europa que ha aprendido la lección (...) y ha buscado la solidaridad a través de un plan de recuperación que comportará transferencias y préstamo". La unidad política "puede y debe salvar empresas y empleos". Así que pidió a los partidos remar juntos para "avanzar" Sánchez anunció la creación de una "reserva estratégica" de material sanitario por parte del Estado que se complementará con el acopio que hagan las comunidades por sus competencias en sanidad y salud pública. Es necesario, apuntó, que se subsanen las carencias del Estado del bienestar que ha puesto de relieve esta pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook