La decisión del rey Felipe VI de retirarle a su padre la asignación presupuestaria que percibía hasta ahora -tras diversas informaciones en las que se aseguraba que el actual jefe del Estado era beneficiario de una sociedad offshore creada por Juan Carlos I y vinculada a una donación de 65 millones de euros procedentes de Arabia Saudí- supondrá que el monarca emérito deje de recibir este año 161.034 euros. La Casa del Rey publicó ayer en su página web la liquidación de su presupuesto a fecha de 31 de marzo, Juan Carlos ha percibido en este año 2020 la cantidad correspondiente de su asignación a esos dos meses y medio, unos 40.000 euros.