Los reyes de España, Felipe y Letizia, participaron en la tarde de ayer viernes en Valencia en la entrega de los Premios Nacionales de Innovación y Diseño donde el rey ha comenzado su discurso en valenciano.

Durante su discurso, el rey Felipe ha señalado que tras el periodo tan duro de crisis sanitaria que ha vivido España durante los últimos meses debido a la pandemia por coronavirus, lo peor "ya ha pasado" pero estamos todavía "en la situación en la que debemos ser muy precavidos, responsables y solidarios". "No nos podemos permitir bajar la guardia en ningún momento", dijo tras dedicar un recuerdo a las familias que perdieron alguno de sus integrantes.

El jefe del Estado ha señalado que a la crisis sanitaria sucede ahora la crisis económica y social, que tiene una profundidad y duración cuya precisión no se puede valorar aún del todo, pero de la que ya se conocen muchas realidades y datos que afectan gravemente a la economía del país, a su tejido productivo al empleo y al bienestar de millones de personas.

Según el monarca se trata ahora de hacer lo posible "para paliar y acortar esta situación", recuperar lo más rápido posible y con solidez la capacidad productiva industrial y de servicios y volver a niveles potentes de crecimiento y empleo y generar confianza en consumidores e inversores".