El director general del Cuerpo Nacional de Policía, Francisco Pardo Piqueras, destacó ayer el esfuerzo añadido que los agentes han realizado durante el estado de alarma por el coronavirus y puso como ejemplo las 14 detenciones de supuestos yihadistas durante este tiempo.

Mientras, los tres hermanos yihadistas detenidos el domingo en Badalona (Barcelona) habían reclutado a varios jóvenes que estaban "en estado avanzado" de un proceso de radicalización, y mantenían reuniones clandestinas para evitar que la policía detectara su actividad.

Según informó la Policía Nacional, los tres arrestados, para quienes una juez de la Audiencia Nacional ordenó el martes prisión incondicional y sin fianza, constituían la denominada célula de Badalona que se dedicaba a captar y adoctrinar a jóvenes con fines terroristas.

En la operación, se practicaron tres registros en las viviendas de los arrestados y se intervino numeroso material electrónico, móviles y documentación.